La Asamblea Nacional realizará su primera sesión este lunes 18 de enero honrando a Rubén desde Ciudad Darío, Matagalpa, informó la Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de Nicaragua.

“Vamos a estar el (lunes) 18, honrando a Rubén en Ciudad Darío, va a estar la Asamblea Nacional. Empezaron ya los certámenes para elegir a las Musas Darianas en todo el país”, expresó la Vicepresidenta.

Destacó que “la primera sesión 2021 de esperanzas victoriosas, de esperanzas triunfales, de vida y esperanza. La primera sesión tendrá lugar el día lunes 18 por la tarde, la Asamblea Nacional sesionando en la cuna, la ciudad natal de nuestro Maestro, Padre, Maestro Mágico”.

“Y luego, por supuesto cuántos programas de cristianismo, de amor al prójimo, de lucha contra la pobreza, porque tenemos que salir de la pobreza. De derechos para todas las familias nicaragüenses, para las hermanas y hermanos nicaragüenses de todas las edades, para la juventud que tiene derecho a soñar y a vivir sus esperanzas”, subrayó.

“Cómo nos sentimos de agradecidos a Dios porque es posible, trabajando todos juntos, promover más y más salud, salud que, en estos tiempos es riqueza, promover más y más educación que en estos tiempos es futuro. Promover más y más producción con todas las técnicas, la tecnología que estamos aplicando en todos los centros que se están habriendo, las fincas de innovación que se están instalando para nuestros cultivos. Investigar, indagar, innovar para mejorar nuestros rendimientos, todo eso es paz y bien, todo eso es cristianismo, es amor al prójimo, todo eso es esperanza victoriosa”.

“Cómo nos sentimos de contentos, cómo nos sentimos de agradecidos al Padre Celestial porque vivimos en paz y nuestros corazones tienen amor, conocen el amor”.

Añadió que siempre hay quienes desconocen que el vínculo supremo entre los seres humanos y las familias es el amor, que el instrumento para debatir, discutir y conocer las diferentes formas de pesar, el instrumento idóneo es el cariño y el respeto, con el que debemos relacionarnos todos. Porque con odio, solo se destruye, con odio y con violencia solo se ataca y se destruye el derecho del prójimo, el derecho a los seres a vivir en fraternidad y prosperando, “luchando en un país como el nuestro, luchando todos los días con la energía victoriosa que nos da Dios con el optimismo, con la capacidad, con el talento, luchando para vencer la pobreza”.

En ese sentido dijo que ese es el compromiso de las familias nicaragüenses, “y el compromiso alrededor del cual se elaboran los programas y los proyectos de un gobierno que es cristiano, que vive la fe en el amor al prójimo, que es solidario, un gobierno que avanza caminando junto al pueblo para prosperar. Trabajar con seguridad, estudiar con seguridad, vivir con estabilidad y prosperar. Y avanzar para planes de desarrollo humano, saliendo primero de la pobreza que es el propósito fundamental de estos tiempos y el compromiso cristiano de todos los tiempos”, finalizó.