Su Excelencia, el Cardenal Luis Antonio Tagle, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y Presidente de Cáritas Internacional, sostuvo un Encuentro Virtual con el Compañero Francisco Javier Bautista Lara, Embajador de Nicaragua ante la Santa Sede.

El Prelado filipino, Ex-Arzobispo de Manila, fue nombrado en el importante dicasterio de la Santa Sede por el Papa Francisco en Diciembre de 2019. Está a cargo del trabajo misionero y evangelizador, de promover la Vocación, el Espíritu Misionero y universal en el Pueblo de Dios. Desde su competencia incide en la labor eclesial de la Costa Caribe de Nicaragua, lugar de misiones.

Se refirió con solidaridad a las Regiones Autónomas del Caribe Norte y Sur de Nicaragua, principalmente a la población afectada por los recientes huracanes que azotaron a Centroamérica y El Caribe.

Recordó que su País, Filipinas, es con frecuencia amenazado por tifones y terremotos, ha tenido, al igual que Nicaragua, grandes daños humanos y materiales por estos desastres naturales.

Conversaron sobre los retos contemporáneos, particularmente los efectos del Cambio Climático que obligan a las Naciones y a los individuos, como sugiere la Encíclica Laudato si, a ser “Administradores responsables”, sobre la Justicia Climática, la Solidaridad, la afectación mundial por la pandemia y los desastres naturales que impactan a los más pobres y vulnerables. Según el Índice de Riesgo Climático Global (1998-2017), Nicaragua y Filipinas, aparecen entre los 10 Países más afectados

El Cardenal Tagle, siempre sonriente, elogió el Espíritu Latinoamericano, el entusiasmo y la manera particular, alegre y optimista del nicaragüense, similar a Filipinas, -dice-, Pueblos que todavía expresan su fe cotidiana desde una amplia y diversa devoción popular.

El Embajador Bautista explicó sobre la Gritería, Celebración única en el Mundo, con fuerte arraigo histórico y cultural. También saludó, en nombre del Gobierno y Pueblo de Nicaragua la intensa Labor Misionera Cristiana, Humana y Social que impulsa, la buena voluntad de promover la Convivencia, el Diálogo y el Encuentro en la multiculturalidad y en la diversidad religiosa.

El Prefecto para la Evangelización de los Pueblos compartió un Mensaje de Paz y Prosperidad para el Pueblo y Gobierno de Nicaragua.