La compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de la República, informó que el Gobierno de Nicaragua está trabajando para que las familias afectadas por los huracanes puedan retomar esa vida nuestras de trabajo, de paz y de caminos fraternales.

Es importante señalar que, en esta primera etapa de respuesta, no solo se está haciendo la entrega de planes techo, sino también de alimentos, atención médica, colchones, frazadas, cocinas y kits de higiene, entre otros, en este primer momento. Además, hay un plan de aseguramiento de más apoyo solidario a las familias.

En este sentido destacó la compañera Rosario que ya son 1 mil 365 familias albergadas únicamente, que, gracias a Dios, entre Waspam, Bilwi y Prinzapolka. Recordó que eran 32 mil 117 las familias albergadas al inicio.

Informó que son 270 mil planes techos los que se han trasladado y ya se han entregado 56 mil a familias afectadas.

Este martes 24 de noviembre continúa la entrega en todo el país, particularmente en el Caribe Norte, en Las Minas y en todos los lugares donde debemos hacer llegar este primer mensaje, porque es un mensaje solidario, un mensaje cristiano en forma de ese apoyo inmediato a que debe seguir otros”.

Dijo que son 720 promotores solidarios se desplazan por los diferentes municipios donde está la afectación del huracán. Además de los miles de hermanas y hermanos del tendido solidario, comunitario que también trabajan acompañando a las familias en este primer momento.

Queremos agradecer también a las personas de buena voluntad que han hecho llegar al Sinapred su apoyo solidario. A los gobiernos que han hecho llegar comunicaciones sobre sus apoyos solidarios, a los organismos, y agradecer profundamente el trabajo y los Programa de Naciones Unidas, que estamos aquí, juntos en cooperación fraternal solidaria avanzando para la restauración de nuestra vida laboriosa en familia, hermandad, familiar, comunitaria”, subrayó la compañera vicepresidenta.

Informó que desde el Ministerio de Salud están brindando todas las atenciones necesarias para protegernos “promoviendo salud frente a los estragos, la destrucción y las condiciones adversas que tenemos, pero que vamos a superar con esperanza y fe, en Dios y con trabajo duro”.

La doctora Martha Reyes está todavía en Bilwi, ha recorrido Wawa y Karata sosteniendo pláticas con la población y los líderes comunitarios para dar seguimiento a toda la atención brindada y la que se deben seguir brindando.

En cuanto a la energía eléctrica, 2 mil 236 viviendas en las zonas rurales del Caribe no tienen el servicio. En el caso de agua potable se ha rehabilitado sistemas en Jinotega, Wiwilí y limpieza y desinfección de pozos en Tola, Potosí y Alamikamba.

Todavía las 937 familias en Waspam permanecen sin agua potable por la inestabilidad en el sistema eléctrico.

Telcor informa que son 337 puntos los que fueron afectados, siendo uno de los operadores el más afectado en infraestructura, entre estos, daños torres en el cerro El Apán, están realizando reparación completa de las telecomunicaciones en todos estos los puntos.

El MTI sigue dando respuesta a la destrucción en puntos de la red vial y está garantizando el paso por el Wawa la tarde de martes 24 de noviembre.

“Esperamos ya esta tarde las primeras rastras del convoy que se fue ayer, pasar el río y luego otros que llegarán a partir de hoy, además de nuevos suministros para la emergencia, recordemos que es la primera etapa de respuesta, la respuesta inmediata y vamos en un plan de aseguramiento de más apoyo solidario a las familias”, reiteró la compañera Rosario Murillo.