La compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de la República destacó que en medio de la emergencia que se vive por el paso destructivo del huracán Iota, el Gobierno de Nicaragua cumple con las familias y el aguinaldo que está siendo pagado, desde este 18 de noviembre al Ministerio de Salud, el 19 al Ministerio de Educación y este viernes 20 a todas las otras entidades del Estado.

Además informó 295 mil 462 pensionados del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (Inss) están recibiendo su pago puntualmente, “entre vientos y tempestades, cumpliendo a las familias, con vientos y mareas cumpliéndole a las familias, con fallas en la energía eléctrica, pero reparándolas y restaurándola rápidamente, cumpliéndole a las familias, cumpliendo con los pago de aguinaldo, cumpliendo con las 295 mil 462 pensiones que se están entregando también en el triángulo minero, también en la Costa Caribe, nuestra Región Autónoma del Caribe Norte. También la pensión reducida, los pagos por transferencias bancarias y en cajas móviles”.

La compañera vicepresidenta anunció también que el 3, 4 y 5 de diciembre próximo se pagarán las pensiones del próximo mes de diciembre y también el aguinaldo por las mismas rutas, es decir, centros de pagos, cajas móviles, transferencias bancarias, centros del Inss, a 295 mil 462 hermanos.

Dios mediante ya estaremos en las purísimas cantando a nuestra Madre María Santísima Virgen, Patrona de Nicaragua, cantándole, quién causa tanta alegría porque la alegría no se pierde, y la alegría es haber logrado preservar vidas, en medio de dolor de las pérdidas que tuvimos, los 18 hermanos que hasta el momento hemos contabilizado desgraciadamente como fallecidos, pero la alegría es un ingrediente esencial en la vid ay más cuando tenemos fe”.

De los 295 mil 462 hermanos que recibirán sus pensiones en diciembre, 7 mil 242 son del Caribe Norte. “Cuánto esfuerzo, y es que nuestro pueblo merece toda nuestra energía, toda nuestra elevada disposición, todo nuestro trabajo entregado con amor, ese esfuerzo, esa energía, esa entrega es la prueba fehaciente de nuestra convicción, nuestra condición cristiana y solidaria, como militantes del amor”, subrayó la compañera Rosario.