Desde las instalaciones del Sinapred, autoridades informan de la evolución del huracán Iota en las Costas de Nicaragua.

Marcio Baca, Director de Meteorología del Ineter, dijo que “este potente huracán Iota, ya está en la parte delantera o la parte izquierda del centro de la tormenta, ya está en tierra. El huracán empezó a tocar a las cuatro y algo minutos de la tarde”.

Indicó que, en este momento, el centro o la pared del ojo del huracán se encuentra ya tocando el límite, la costa de Haulover que es el sitio donde impactó el centro de este potente huracán con una velocidad máxima de vientos de 260 kph.

Baca señaló que “esto lo convierte ya en un huracán más potente que ha tocado tierras nicaragüenses desde que nosotros tenemos registros de ciclones tropicales. El huracán anterior fue el huracán Joan”.

Su velocidad de desplazamiento hacia el oeste es de 15 kmh. Es muy seguro que en la medida que él vaya entrando en lo que resta de la noche hacia tierra va ir reduciendo su velocidad”, dijo el experto en meteorología.

Asimismo, explicó que este sistema va internándose sobre el oeste y entrando a tierra se va a dirigir poco a poco al Triángulo Minero, donde va a llegar con fuerza de huracán, pero ya en menor intensidad.

Iota se dirigirá posteriormente a San José de Bocay, Wiwilí y posiblemente hacia Jalapa y Murra hasta salir a territorio de Honduras por Santa María de Nueva Segovia, ya como tormenta tropical.

Afirmó que las lluvias seguirán el resto de la noche en las regiones autónomas hasta llegar por la mañana a los municipios del norte.

250 albergues resguardan la vida de la población

Por su parte, el ministro del Sinapred, Guillermo González, detalló que toda la tarde se garantizó el traslado de personas a sitios seguros, quienes están en más de 250 albergues y otra cantidad similar de casas solidarias o iglesias.

Son más de 17 mil personas las trasladadas este día, de 12 comunidades de Río Coco Abajo, Puerto Cabezas, Prinzapolka, que están en albergues en zonas seguras”.

Mencionó que hay otra cantidad de personas que se han refugiado en casas de familiares y amigos. Las autoridades supervisaron que estas viviendas presten las condiciones para el resguardo necesario.

Podemos decir con satisfacción que a las cuatro de la tarde teníamos más de 40 mil personas en refugios y casas solidarias. Estas personas no van a sufrir de manera directa el impacto del huracán”, señaló González.

En este esfuerzo enorme han participado todas las instituciones de gobierno.

Sinapred pide a la población que mantengan la calma para enfrentar este fenómeno de la naturaleza considerado hasta el momento el más potente registrado en el país.