La jueza del sexto distrito especializado en violencia de Managua, Karla Patricia García Zepeda, dictó sentencia a la pena máxima de 30 años de prisión al delincuente Rosario Soza Centeno, culpable de los delitos de violación y asesinato agravado en perjuicio de dos niñas en Mulukukú, Región Autónoma de la Costa Caribe Norte.

Con la presencia doña Carmen del Rosario Rodríguez Dávila, madre de las víctimas, y del acusado Rosario Soza Centeno, se procedió a dar lectura a la sentencia condenatoria, dictando una pena de 24 años de prisión por el delito de violación y 29 años de prisión por el delito de asesinato agravado en perjuicio de cada una de las víctimas de iniciales (L.G.J.R) y (B.M.G.R).

Se declara culpable al acusado Rosario Soza Centeno de generales en auto por el delito de violación a menor de 14 años en concurso real con asesinato agravado en perjuicio de la víctima de iniciales (L.G.J.R) representada por su madre Carmen del Rosario Rodríguez Dávila; también de generales de auto, en el delito de violación a menor de 14 años se impone la pena de 24 años de prisión en lo que hace el delito de asesinato agravado se impone la pena de 29 años de prisión; se declara culpable al acusado Rosario Soza Centeno de generales en auto por el delito de violación a menor de 10 años en concurso real con asesinato agravado en perjuicio de la víctima de iniciales (B.M.G.R) representada por su madre Carmen del Rosario Rodríguez Dávila, también de generales en auto, en lo que hace el delito de violación a menor se impone la pena de 24 años de prisión, en lo que hace al delito de asesinato agravado se impone una pena de 29 años de prisión", detalla la lectura.

MULUKUKU2

La lectura de sentencia también subraya que "estas penas, en su totalidad, suman 106 años de prisión, pero por imperativo del Arto. 37 de la Constitución Política de Nicaragua, no pueden imponerse ni aislada, ni conjuntamente una pena que dure más de 30 años de prisión. En razón de ello, las penas aquí impuestas deberán cumplirse en el Sistema Penitenciario Jorge Navarro de Tipitapa y quedará extinguida provisionalmente el día jueves 15 de septiembre del año 2050”.

La lectura de sentencia también mantiene la medida cautelar de prisión preventiva, impuesta al acusado del día 15 de septiembre del año 2020.

Doña Carmen del Rosario Rodríguez, madre de las niñas pidió la palabra a la juez, expresando, "doy gracias porque me dan la dicha de poder hablar en defensa de mis niñas de este diablo que está presentado aquí, que se sintió más poderoso que Dios, quitarle el poder a Dios y quitarle la vida a mis niñas donde Dios tal vez ni él lo había decidido en que mis niñas me dejaran sola a mí. Entonces por eso yo pido, no como él que decidió quitarle la vida a mis niñas con un machete pero sí espero que me cumplan con lo que yo deseo, que de aquí jamás ni nunca vaya a salir, que aquí se termine el resto de la vida que el diablo le va a dar porque ya que no piense que es Dios que le está dando la vida, porque es el mismo Satanás".

MULUKUKU2

"Yo siento que el golpe que me ha metido es muy duro porque nunca esperaba yo encontrar a mis pobres niñas así", afirmó.

Al concluir se procedió a la firma del acta de lectura, entregando a las partes la copia de sentencia.

El pasado 12 de septiembre, el delincuente Rosario Sosa Centeno, de 33 años, asesinó a las dos niñas, causando heridas con arma cortopunzante (machete), hecho ocurrido en la comunidad Lisawe, en Mulukukú, Región Autónoma de la Costa Caribe Norte. El sujeto fue capturado y presentado por la Policía Nacional el pasado14 de septiembre de 2020.

MULUKUKU2

MULUKUKU2

MULUKUKU2