La compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua destacó cuanta alegría sentimos como pueblo de Nicaragua este 9 de septiembre al evocar, no solo los 41 años gloriosos de nuestra Policía Nacional, como también evocamos los 41 años gloriosos de nuestro Ejército de Nicaragua.

Ejército Popular Sandinista en esos primeros días, Policía Sandinista en aquellos primeros días y en todo tiempo porque el sandinismo es identidad nicaragüense, de lucha, de defensa de la dignidad nacional, de la soberanía, identidad victoriosa de los nicaragüenses y sobre todo propósito de paz, de vida digna, de bienestar de alegría, de comunidad y de gran familia nicaragüense, propósitos y realidades”, comentó la compañera Rosario.

Porque de verdad nos hemos sentido siempre orgullosos de ser parte de esta familia nicaragüense que somos todos y que queremos, cultivamos, la paz. La paz, la alegría de nuestra Nicaragua y en nuestra Nicaragua, el bienestar de todos, como principio, como ideal, como valor, que orgulloso nos sentimos de haber siempre optado por la lucha, por una vida buena, satisfactoria, plenas para todas las familias sin excepción, orgullosos militantes del amor, porque eso es lo que siempre hemos vivido, sentido, y priorizado en esta Nicaragua bendita y siempre libre”.

Hizo referencia al amor, amor al prójimo, amor cristiano, es que somos un pueblo de fe. “Yo ayer decía que hace que todos los días nos levantemos, no con el pie derecho, sino con el pie bien puesto, y con los pies bien puesto en nuestra tierra sagrada, pero también recibiendo y viviendo la luz de Dios en nuestros corazones”.

Qué es lo que hace que seamos fuertes, humildes y fuertes, laboriosos y fuertes, cuál es nuestra cualidad, la fe, y luego cuál es nuestra vivencia que nos distingue, que nos defiende, la familia, y son nuestros pilares, nuestras fortalezas, nuestras grandezas, de verdad esa es nuestra grandeza. Nosotros decimos, no hay que envanecerse, no hay que ser vanidoso, no hay que creerse superior, pero si podemos decir que somos grandes porque creemos en Dios, Dios no hace grande, porque él es el más grande y somos grandes, porque somos de familia, y es en la familia donde cultivamos las cualidades necesarias para vivir en armonía”, añadió.

La compañera vicepresidenta destacó que la vida buena, la vida armoniosa, la vida con respeto, en familia y como familia en nuestra Nicaragua hermosa, nuestra Nicaragua que es de todos, es el bien de todos, es lo que cultivamos cada día, en nuestra Nicaragua nuestra, bendita y siempre libre, nuestra de la gran familia nicaragüense.

Recalcó que el Gobierno de Nicaragua sigue trabajando por nuestrat con enorme, inmenso, infinito orgullo, “porque sabemos que somos un pueblo bendecido, y un país bendecido con tanta belleza, con tanto patrimonio natural: paisajes, ríos, volcanes, cuánto orgullo, con tanto patrimonio humano, ese corazón nuestro de pueblo bueno, ese corazón que recibe todos los días agradecido el nuevo día, el amanecer para trabajar, para estudiar, para prosperar”.

Agregó la compañera Rosario que este pueblo que somos todos, esta familia nicaragüense ve siempre con esperanza el futuro, “porque la esperanza es lo que nos guía, lo que nos moviliza, la esperanza crece en nuestra Nicaragua y nos sentimos orgullosos, bendecidos, prosperados y en victoria, porque trabajamos por más y más seguridad, por más y más estabilidad, por paz y bien. Y todos juntos y eso es lo más importante, estamos juntos”.

Enfatizó que las mayorías en Nicaragua queremos trabajo, seguridad, estabilidad, paz y bien. Y desde esa voluntad común, desde esos propósitos comunes de avanzar creando la Nicaragua que todos queremos, que todos soñamos y en nombre de nuestros héroes y mártires recogemos también sus sueños y somos el sueño de esta Nicaragua que avanza, que prospera, las familias que viven con alegría estos tiempos difíciles, desafiantes, pero siempre tiempos para el trabajo, la educación, la paz y el progreso para nuestra Nicaragua.

Nuestro comandante Daniel nos saluda, nos abraza reiterando el compromiso de seguir siempre adelante. Es que el pueblo nicaragüense va adelante y como gobierno que va adelante tenemos el deber, la obligación de servir esperanza y de servir ese rumbo hacia el futuro para que sea cada vez ese camino de más fácil recorrido para la familia”.

No son tiempos fáciles, es cierto, pero cuando decimos de más fácil recorrido es, precisamente garantizando que todos protagonicemos todos los espacios económicos, sociales, políticos, culturales sin distingo, porque todos somos la gran familia nicaragüense, y es Nicaragua las que nos reúne a todos para avanzar con el brillo y un espíritu magnífico, formidable, creyente devoto y potente, así somos”.

Abrazos a todos compañeros y compañeros, y seguimos hacia la fiestas de la Patria, la fiestas de la independencia que celebramos este carácter nuestro, este carácter indómito, indomable, quiere decir el carácter que nos permite enfrentar todos los días, los desafíos con alegría y esperanza, por eso somos indómitos, porque no nos doma la dificultad, todo lo contrario, en la dificultad a nosotros los nicaragüenses nos relanza, porque sabemos que podemos y sabemos que vamos adelante”, finalizó la compañera vicepresidenta.