La jefatura de la Policía Nacional impuso grados a 216 miembros de la Dirección de Seguridad y Protección de Personalidades este lunes, en el marco de la celebración del 41 aniversario de la institución.

La ceremonia fue encabezada por el director general de la Policía Nacional Francisco Díaz Madriz y mandos de la dirección.

Tras haber sido tomada la promesa de ley de parte del director general de la institución, los hombres y mujeres ascendidos reafirmaron el compromiso de brindar seguridad a los nicaragüenses.

Para mí es un logro más en mi vida profesional, para mi familia, para mi patria y para mi revolución, es un compromiso más para servirle a mi pueblo, a la revolución misma y efectivamente es un paso más de profesionalismo entre la institución policial que estamos garantes para la seguridad ciudadana”, expresó Félix Martínez Vallecillo, comisionado mayor ascendido.

A su vez, Eugenio Aguinaga Rivas, también ascendido a comisionado mayor, refirió que no solamente es un reconocimiento para su labor a lo largo de los años, sino también un compromiso para con la ciudadanía y quienes lo rodean.

Significa responsabilidad, significa seguir trabajando por la seguridad de nuestro pueblo, significa seguir cultivando nuestros valores y principios como un legado para nuestros compañeros subordinados. Significa seguir defendiendo todos nuestros logros que hemos obtenido durante estos 41 años de fundación de la Policía Nacional”, manifestó.

Los grados impuestos, entre ellos a 33 mujeres, corresponden a dos comisionados mayores, 17 capitanes, 24 tenientes, 32 inspectores, 54 subinspectores y otros rangos subalternos y ejecutivos.

La jornada de ascensos es parte del reconocimiento del derecho profesional de los agentes y fortalece la estructura jerárquica de la Policía Nacional.