Un total de 380 viviendas del barrio Santo Domingo en el distrito 1, abrieron sus puertas para que brigadistas del Ministerio de Salud (Minsa) desarrollaran las labores preventivas contra los mosquitos, como la aplicación del larvicida conocido como BTI y la fumigación, ambas para eliminar el ciclo larvario y adulto del principal transmisor del dengue, zika y chikungunya.

La doctora Dilvia Flores, directora del centro de salud Roberto Herrera, expresó que lo más importante es la participación de las familias en la lucha anti epidémica, siendo necesaria la limpieza de los techos, patios, pilas, jardines, de tal manera que no se generen espacios para la reproducción del zancudo.

Los pobladores se sumaron a la labor preventiva, enfatizando que la salud debe ser prioridad de la comunidad y no solo del Minsa, que cada semana fumiga y atiende al llamado de los pobladores.

Todos tenemos que limpiar, dejar que fumiguen, porque así estamos cuidando la salud, los zancudos son un enemigo latente, si nos descuidamos estamos corriendo mucho peligro pues el dengue mata”, dijo Rosa González.

Yo cuido a mis nietos, a mis hijos y por eso limpiamos todos los días la casa, además felicitamos al Minsa porque ellos nos ayudan con la fumigación. No dejamos que se nos acumule la basura ni humedad porque sabemos que ahí se acumulan los zancudos”, expresó Ana Bonner.