El doctor Gustavo Porras, Presidente de la Asamblea Nacional, de la Coordinadora Social, y Presidente de FETSALUD, considera que el discurso del Comandante Daniel Ortega, Presidente de Nicaragua, durante el acto de celebración del 41 aniversario de la Revolución Popular Sandinista, el pasado 19 de Julio, es un reconocimiento a esos 36 mil trabajadores de la salud y sus familias.

“Es un reconocimiento a ese esfuerzo, un esfuerzo enorme en todo este enfrentamiento de la pandemia y creo importante que los nicaragüenses deben tener conciencia, estar claros que, si aquí no hubiéramos tenido los 12 años de Gobierno del Comandante Daniel y la preparación, la dinámica y el propio compromiso que tiene el Frente Sandinista con la salud del pueblo nicaragüense, nosotros hubiéramos tenido una situación difícil con esta pandemia”, enfatizó.

El doctor Porras, quien estuvo en la Revista En Vivo con Alberto Mora, en Canal 4, recordó que en los años de gobiernos neoliberales en Nicaragua como el pueblo fue golpeado por epidemias de sarampión en 1992, donde se vivieron situaciones terribles de desnutrición y enfermedades diarreicas. Y los pacientes en los pacillos de los hospitales.

Agregó que desde el 2007 a esta parte, tal y como el Comandante Daniel lo detalló en sus palabras el 19 de julio en la plaza, lo que ha venido haciendo por voluntad del Gobierno Sandinista para todos los nicaragüenses, es lo que nos permite enfrentar lo que el calificó como una tragedia de esta magnitud.

Destacó que poco a poco el nicaragüense también ha venido comprendiendo la importancia de seguir las medidas de higiene y recomendaciones del Ministerio de Salud para prevenir el covid 19.

También hizo énfasis en la importancia de las más de 5 millones de visitas casa a casa que se han hecho con el objetivo de cortar la transmisión del virus y llevar información oportuna a las familias nicaragüense.

Retomando en mensaje del Comandante Daniel Ortega, el compañero Gustavo Porras recordó que se han puesto a funcionar en el país más de 80 tomógrafos y que son de acceso público, cuando antes de 2007 las personas tenían que pedir ayuda económica, por medio de las radios o emisoras del país para practicarse una tomografía.

Ahora también hay nueve resonadores magnéticos en todo el país, en un sistema de salud conformado por sector público y privado. En este sentido también dio el dato que en el país hay 11, 500 camas hospitalarias, 9 mil 500 están en manos del Ministerio de salud y mil camas en manos del sector público.

Otro dato importante brindado por el doctor Porras es el de los ventiladores, que se comenzó con 500, de los cuales 400 eran del sector público, y se está cerrando con 700, por orientación del Comandante Daniel Ortega.

El Presidente de la Asamblea Nacional aprovechó la oportunidad para destacar el papel de la solidaridad internacional de países como Taiwán, quien donará otra cantidad de ventiladores.

También mencionó que el Comandante en su discurso no solo hizo ver los 19 hospitales que se han construido en lo que va del Gobierno y Pueblo Sandinista, sino también hay 47 que fueron completamente renovados. Además, se están construyendo 7 más, entre ellos el Oscar Danilo Rosales de León, el más grande de Nicaragua, y probablemente el más grande de Centroamérica, de 450 camas, de referencia nacional. Se refirió de igual manera a los hospitales de Chinandega, Ocotal y Siuna.

El doctor Porras hizo énfasis en la importancia del recurso humano, tal y como lo hizo el Comandante Daniel Ortega en sus palabras el 19 de julio, señalando que los trabajadores de la salud eran, en 1990, casi 22 mil trabajadores. Y en el 2007, recibieron 22 mil trabajadores. Mientras la población crecía, los gobiernos neoliberales reducían el presupuesto para la salud, lo que desencadenó un deterioro en todo el sector salud, que fue lo que encontró el Presidente Daniel Ortega.


“Lo único que no se deterioró nunca fue la voluntad de lucha y el sandinismo y el corazón de los trabajadores de la salud”, enfatizó.