Ayer Martes 14 de Julio se desarrolló el Seminario virtual titulado “Servicios Basados en el Conocimiento: Relevancia y Oportunidades para el MERCOSUR”, organizado conjuntamente por el Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe, SELA y la Secretaría del Mercado Común del Sur, MERCOSUR, con el objetivo de abordar las iniciativas, prácticas y políticas desarrolladas en materia de servicios y como se encuentra regulado en el Comercio Internacional y se analizó sobre las oportunidades y desafíos para el MERCOSUR en este nueva realidad Post-Pandemia.

Los panelistas indicaron que el actual brote del COVID-19 ha trastocado el desenvolvimiento de nuestras economías y sociedades, situación que exige la puesta en marcha de Políticas Públicas innovadoras que permitan atender de manera decidida los desafíos derivados de la Pandemia y seguir avanzando en nuestro proceso de desarrollo Económico y Social.

Señalaron que según estimaciones del SELA, se espera que en los Países del MERCOSUR se reduzca en la producción de Bienes y Servicios un 5,20% promedio, lo que llevaría a un promedio de 13,80% de desempleo en el bloque. Destacaron que dentro de las diversas alternativas de Política Pública que se han planteado en los últimos meses, el impulso de los servicios basados en el conocimiento ha surgido como una de las opciones más necesarias para contrarrestar los particulares desafíos que vivimos en la actualidad.

Mencionaron que los servicios basados en el conocimiento se refieren a todas esas actividades inmateriales centradas en la oferta de soluciones innovadoras para satisfacer nuestras necesidades, en ese sentido, estos servicios se caracterizan por ser una actividad generadora de un elevado valor agregado y con una alta adaptabilidad a las múltiples demandas individuales y sociales presentes en la actualidad.

Igualmente, gracias a las existentes Tecnologías de la Información (TICs) y la Comunicación, hoy en día estos servicios se pueden ofrecer de manera remota desde cualquier parte del mundo, por lo que la expansión de los servicios basados en el conocimiento representa un área con un importante potencial para contrarrestar los efectos económicos derivados del COVID-19.