Ayer Jueves 9 de Julio se realizó el Foro Político de Alto Nivel sobre el Desarrollo Sostenible, donde se abordó el papel fundamental de las autoridades locales y las comunidades en la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), se evaluó el impacto negativo de la Pandemia en los más pobres y vulnerables, la necesidad de políticas, estrategias y el apoyo internacional para que los Países en desarrollo puedan responder ante la Pandemia, para retomar sus esfuerzos en materia de desarrollo.

En representación del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional participaron los Compañeros, Doctor Paul Oquist Kelley, Ministro Secretario Privado para Políticas Nacionales de la Presidencia de la República de Nicaragua; Embajador Jaime Hermida Castillo, Representante Permanente de Nicaragua ante la Organización de las Naciones Unidas.

El Compañero Paul Oquist manifestó que el Coronavirus y el COVID-19 demuestran lo poco que estamos preparados para hacer frente a los riesgos y lo poco que se invierte política y económicamente en ello. A pesar de que el grado de afectación de nuestras vidas, sociedad y economías debido a la pandemia COVID-19, es aún más grave que la crisis financiera del 2007-2009 y la subsiguiente recesión juntas, esta es temporal y reversible en comparación con el daño permanente e irreversible de un ataque nuclear o el daño a los ecosistemas y las sinergias entre ellos, que mantienen el balance de la Vida en el planeta Tierra.

Asimismo agregó que al recordar la larga depresión del Siglo XIX que duró 20 años, terminando en 1890 con las leyes antimonopolio de los Estados Unidos, deberíamos aprender que la recuperación requiere de una restauración de la esperanza y la confianza en el futuro. Una forma de lograrlo, es que cada País se comprometa firmemente en lograr una sociedad con cero emisiones netas de carbono para el 2050 y que esto se financie mediante la reducción de los presupuestos militares y el desarme nuclear.