Compartir el pan del saber con niños y jóvenes es una labor que desde hace 18 años realiza la maestra Martha Elisa Huerta en la asignatura de Ciencias Físico-Naturales, una experiencia que sin duda le ha permitido un alto crecimiento profesional, personal y sobre todo le ha brindado la oportunidad de incidir en el desarrollo académico de miles de nicaragüenses.

Para Huerta, ser maestra es compartir y aprender de sus estudiantes, tanto niños como adolescentes, siendo facilitadora de conocimientos, así como amiga, consejera y promotora de valores dentro de las aulas de clases.

Ser docente trae consigo muchas experiencias positivas, las que me han permitido mejorar mi desarrollo profesional y sobre todo en este momento en el que somos parte de un nuevo mecanismo de enseñanza bajo este nuevo contexto en el que nos hemos trasladado hacia las teleclases, una experiencia nueva, para contar y compartir”, dijo.

teleclases

La teleclase es un mecanismo de enseñanza y reforzamiento académico promovido por el gobierno por primera vez en la historia educativa del país, iniciativa que para los docentes es una la oportunidad obtener nuevas vivencias, así como nuevos conocimientos.

Los docentes vivimos ahorita una nueva experiencia, que se ha convertido en un reto, jamás imaginamos estar frente a una cámara interactuando con nuestros estudiantes. Además, estamos trabajando junto a la tecnología, cumpliendo así con un compromiso como docentes en el proceso de actualización de conocimientos”, señaló.

Para los maestros como Martha, ser parte de este nuevo proceso educativo es un gran salto en el que han puesto a prueba sus capacidades.

Este ha sido un trabajo arduo, estamos elaborando guiones basados en contenidos educativos, además de las estrategias que nos permitan en 20 minutos desarrollar el contenido que generalmente lo hacemos en 80 minutos, de tal manera que al estudiante llegue el conocimiento básico para desarrollar aún más sus conocimientos”, subrayó.