En entrevista con el periodista Erving Vega en el programa televisivo Estudio TN8, el presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN) compañero Ovidio Reyes, abordó el desempeño de la economía de Nicaragua en los primeros tres meses del año, perspectivas y proyecciones en el contexto de la crisis mundial por la pandemia del coronavirus.

Según el presidente del BCN, la actividad económica en el primer trimestre de 2020 registra un crecimiento positivo debido al conjunto de acciones que ayudaron a que la economía tuviera viabilidad, lo que incluye todo el trabajo realizado con los pequeños y medianos productores, así como el diseño de políticas para proteger el sistema financiero.

Incluso, se diseñaron programas de financiamiento para el ciclo agrícola del año 2019 y previamente se había inyectado mucha liquidez para asegurarse que la inestabilidad financiera que se había creado se fuera a producir una recesión económica”, dijo Reyes.

Agregó que la tasa de crecimiento en los primeros tres meses fue de 1.8 positivo y que diversos sectores se estaban recuperando en 2020, pero “lo importante es que la economía continúa mostrando fortaleza y están como un pilar central de nuestra economía el sector agrícola, el sector pecuario, el sector minero”, añadió.

El presidente del BCN mencionó que, si no fuera por la pandemia y la crisis internacional de producción, de haber continuado esta dinámica hubiera terminado entre 3% y 4%.

Entre las acciones están el impulso de políticas en el ámbito monetario, financiero y fiscal, políticas microeconómicas de fomento a la producción y concurso de los pequeños, medianos y grandes productores.

En el marco de la pandemia, Reyes manifestó que la situación mundial está afectando a todos los mercados y el crecimiento económico y mundial que ha provocado en algunos casos hasta una parálisis de insumos y de movilización.

En el caso de Nicaragua, Reyes sostuvo que nosotros entramos a ese escenario y pensamos que la actividad económica también va a reflejarlo, no vemos cómo no vaya a ocurrir eso.

Nosotros tenemos estimaciones, pero, nuevamente, son estimaciones sobre la base de supuestos. El mismo Fondo Monetario hace supuestos y sobre eso hace sus estimaciones. Nosotros lo que hacemos es retomar esta tasa del 1.8, ver la experiencia que tuvimos precedente y hacer las propias”, refirió.

Nosotros creemos que la actividad económica de Nicaragua va a tener una afectación en el comercio, en hoteles, en el sector servicios, pero creemos que va a tener un buen desempeño en el sector primario; esa tendencia y esa fortaleza va a continuar, en este momento, entonces, cuando uno combina todas estas cosas, nosotros creemos que el país podría finalizar el año con una tasa negativa entre un 4 y un 4.5%, más o menos”, añadió.

Nicaragua en mejor posición

Reyes indicó que, si ya se empieza a observar una dinámica en ascenso y nos toma los próximos tres meses, el país va a desempeñarse de una mejor manera.

Lo positivo es que, a diferencia de todos los países centroamericanos tenemos una dinámica positiva en el primer trimestre. Los otros países centroamericanos más bien tienen una tendencia hacia la baja desde el primer trimestre. En ese sentido nos toma en una mejor posición”, dijo el presidente del BCN.

Puntualizó que hay libertad de acción en este país, libertad de trabajar, competencia de participar en los mercados, tenemos libertad cambiaria, tenemos libertad monetaria. Cuando han ocurrido crisis en otros países se llama a controles monetarios, aquí los controles no tienen sentido, no tienen razón de ser.

Nosotros ya veíamos positivo el 2020, muchos lo veían negativo, y la estadística indica que ya venía en positivo; es decir, nos estaba dando la razón. 2021 nosotros también lo vemos en positivo, ¡no lo vemos en negativo! Creemos que vamos a tener este impasse de la reducción de la actividad económica”, acotó.