El presidente de Enatrel y ministro de Energía y Minas, Salvador Mansell, expuso el avance de Nicaragua en el tema de la cobertura y la generación eléctrica, además de los programas y proyectos que se ejecutan en el país con el objetivo de mejorar la calidad y eficiencia de todo el sistema.

Durante una entrevista con el periodista Alberto Mora, el ministro Mansell informó que, al cierre de mayo, Nicaragua alcanzó el 97.69% de cobertura eléctrica. En el país, indicó el ministro, a diario se electrifican comunidades por muy alejadas que estén.

El reto del gobierno sandinista, que desde el 2007 ha logrado avances sustanciales en los indicadores de cobertura eléctrica a nivel nacional, “no es solo llevar el cable y alimentar la bujía de la vivienda, sino que en cada región, en cada departamento de nuestro país haya sido fortalecido todo el sistema desde la planta de generación hasta las líneas de transmisiones”.

Eso nos está dando que se ha construido para nuestro pueblo un sistema eléctrico que lo hemos sustituido porque estaba obsoleto, tenía 30 o 40 años de existir y además lo hemos ampliado”, indicó.

Solo en este año 2020-2021 vamos a entregarle a nuestro pueblo 18 subestaciones eléctricas desde Bilwi, Rosita, El Sauce, Terrabona, Yalí, Jinotega, San Juan del Sur, Tola, ampliada Boaco, San Benito, Los Brasiles (y otras). Una cantidad de subestaciones eléctricas que estamos aumentando sus capacidades y haciendo instalaciones nuevas”, agregó.

A juicio de Mansell, este logro “permite un crecimiento de los programas sociales y económicos que se den a nivel nacional, de aquí a unos 30 o 40 años”.

Estamos “pensando a futuro porque estas obras tienen un costo significativo muy grande, es una inversión muy grande y eso permite pensar a un corto, mediano y largo plazo. Es decir, cualquier industria, cualquier desarrollo agroindustrial en cualquier lugar del país no tiene ningún problema porque hay capacidad (eléctrica) suficiente”, comentó.

También escuelas, unidades de salud, centros tecnológicos, proyectos de agua y saneamiento, entre otros, florecen en todos los municipios gracias a la electrificación que se da a nivel nacional.

Gobierno sandinista duplicó la generación eléctrica

Hasta el año 2006 la demanda máxima de energía en el país era de 500 megavatios y la capacidad instalada era de poco más de 700 megavatios. Los problemas en las plantas de generación ocasionaron serios racionamientos de energía.

En el año 2020, tras una década del impulso de un verdadero plan nacional y políticas correctas en el sector eléctrico “tenemos una demanda de 720 megavatios y capacidad instalada 1 mil 500, pero además con nuestro modelo de fuentes renovables tenemos esa capacidad instalada casi la mitad en fuentes renovables y la otra mitad con fuentes no renovables”, explicó Mansell recalcando que entre los meses de noviembre y mayo el 83% del aporte de energía renovable cubre la demanda del país.

El ministro también refirió que el país ahora cuenta con un plan hasta el 2033, que está fundamentado en estudios que identifican potenciales proyectos eléctricos de fuentes renovables.

En ese sentido, comentó que el gobierno finalizó en el 2019 el estudio de la Cuenca del Río Grande de Matagalpa, en el que se identificaron 5 proyectos hidroeléctricos que ya están diseñados y que representan una generación de entre 600 y 700 megavatios.

Además, se han desarrollado estudios para la generación de energía eólica, de por lo menos 400 megavatios, en zonas de Matagalpa, Jinotega, Carazo y Estelí.

Los proyectos de generación hidroeléctrica, sumados a los eólicos y solares, cuya generación se calcula en 200 megavatios, cubrirían el crecimiento de la demanda de energía, generada con fuentes renovables, de Nicaragua de cara al año 2033, explicó Mansell.

A estas proyecciones el ministro añadió la generación que produciría la gran planta de gas que está en planificación de ser instalada en la zona de Puerto Sandino.

Trabajando para hacer el sistema más eficiente

Sin embargo, el gobierno no solo ha pensado en cobertura y generación, aspectos que ponen a Nicaragua a la cabeza en la región centroamericana e incluso en Latinoamérica. Desde hace unos años, se está trabajando en la reducción de las pérdidas de energía en todos los niveles.

El también presidente de Enatrel, que es la institución que operativiza los proyectos en el terreno a nivel nacional, informó que 648 asentamientos a nivel nacional con redes en pésimas condiciones, están en un proyecto de reducción de pérdidas de energía.

De los 648 asentamientos identificados, se ha logrado normalizar el servicio en más de 550. En municipios como Tipitapa, la red eléctrica que alimentaba a un barrio de casi 4 mil viviendas fue reemplazada en su totalidad. De la misma manera se ha hecho en otros barrios y asentamientos en el resto del país, logrando una disminución de la pérdida de energía del 30 al 20% en los últimos años.

Este proyecto, que incluye la rehabilitación de las redes en mal estado se ejecuta con una inversión de 163 millones de dólares, detalló Mansell.

Además, se incluyen en el proyecto los cambios de lámparas y sistemas de climatización en instituciones de gobierno y escuelas, incluyendo el cambio de sistemas de calentamiento en los hospitales del país.

Este gran plan ha permitido poder llevarle energía a las familias nicaragüenses por muy distantes que estén”, afirmó el presidente de Enatrel.

Y en los lugares de difícil acceso, donde las redes convencionales no llegan, el gobierno de Nicaragua no descansará para llevarles la energía.

Mansell informó que en mayo comenzó la instalación de panales solares en la Costa Caribe y Río San Juan. Este año se instalarán 4 mil 500 paneles en centros de salud, escuelas y viviendas, y el próximo año se tiene prevista la instalación de 5 mil 200 paneles más en todo el país.

Donantes satisfechos

El ministro de Energía y Minas, destacó que los proyectos que se ejecutan en Nicaragua con fondos de la cooperación, son constantemente auditados y verificados en el terreno.

Recientemente tuvimos una visita, porque nosotros estamos trabajando con todos los organismos financieros y países que nos ayudan, pero con todos los organismos hay auditorías que ellos nos hacen a todos los programas que estamos ejecutando para verificar el uso de los recursos  y hacen sus visitas técnicas financieras de auditorías”, aseguró.

Comentó que hace como dos meses nos visitó OFID de OPEP “que nos está dando recursos para electrificar la Costa Caribe, 20 millones de dólares, entonces vino una visita para verificar como estamos ejecutando las obras en la zona previendo dar más recursos para seguir ejecutando obras”.

Dijo que la visita estuvo acompañada de especialistas técnicos, financieros y del representante de OFID en Nicaragua, que fueron a los lugares donde se ejecutan los proyectos que financian. Como resultado de la visita, hace un mes el donante informó que autorizó la construcción de la subestación eléctrica en El Tortuguero, que incluye una red de 100 kilómetros.