La compañera vicepresidenta Rosario Murillo abogó por reducir las altas cifras de muertes a nivel mundial por diversas causas, producto de un modelo que calificó de brutal y resaltó que esos datos de muertes son vergonzosos.

Entre esas cifras destacó la muerte de más de 14 millones de niños y niñas por aborto y más de casi 4 millones de seres humanos por hambre, datos contenidos en un informe internacional divulgado esta semana.

Añadió que la Ministra de Salud, Dra. Martha Reyes, presentó hoy el informe de la semana y también un informe sobre las distintas causas de defunción desde el 2015 al 2020.

Por ejemplo, en neumonía, se registraron 309 decesos en este año. Por esa misma causa ocurrieron:

  • 329 en el 2016

  • 289 en el 2017

  • En el 2015, 302

  • En el 2018, 215

  • En el 2019, 222.

Recordó que 2018, fue el año del odio, pandemia de odio, pero también año de victorias de la conciencia alzada del pueblo nicaragüense.

También se refirió a un listado que brindaron los compañeros del Minsa que sacaron de las páginas de la OMS.

Ese listado es de fallecimientos a nivel del mundo. Causas: Del primero de enero al primero de mayo del 2020:

  • Coronavirus, 237 mil 469.

  • Suicidios, 357 mil 785.

  • Malaria, 327 mil 267.

  • Accidentes de tránsito, 450 mil 388.

  • Cáncer, 2 millones 740 mil 193 fallecidos.

  • Hambre, 3 millones 731 mil 427.

  • Enfermedades infecciosas, 4 millones 331 mil 250.

Y para aquellos que no respetan la vida, este dato, es brutal. 14 millones 184 mil 388 niños y niñas, probablemente, niños y niñas fueron impedidos de nacer por el aborto. 14 millones 184 mil 388 bebés que no pudieron nacer. Porque se cortó la vida de estos seres, de estos angelitos que querían venir al mundo, enfatizó.

Muertes por aborto una vergüenza

Así sucede en el espacio extraterrestre y en las mentes extraterrestres, así sucede. 14 millones 184 mil 388 víctimas del aborto. Y frente a todos esos datos, que constituyen una denuncia de un modelo brutal, que hayan muerto de hambre casi 4 millones de personas en cinco meses es una vergüenza, añadió.

Por eso siempre decimos que hay que ubicar en contexto lo que estamos viviendo y que creemos que una gran lección, no los fallecidos, porque siempre, siempre, sentimos a un ser humano que en cualquier parte del mundo pierde la vida, dijo la compañera Rosario Murillo.

También hay guerras, también están todas esas enormes filas de migrantes del África, o filas de migrantes de nuestra región que quieren llegar a ese norte, el que tanto esperan y del tanto también se desengañan, todos esas son causas también consideradas de la injusticia, como causas, personas que están expuestas y sin derecho por la injusticia, sentenció.

El drama de los migrantes

Se ven, uno puede ver, las tomas de los campamentos para migrantes que son terribles, las condiciones son terribles, inhumanas. Ahí está esa otra vergüenza de la humanidad, dijo.

Ojalá que con todo esto que hemos vivido como familia humana, donde de verdad nos conmovemos cada vez que perdemos a un ser humano en cualquier parte del mundo, a un ser humano, en nuestro país, nos conmovemos, nos condolemos y decimos trabajemos más y trabajemos mejor, y no trabajemos solos, trabajemos unidos, para ir reduciendo todas esas cifras que son vergonzosas porque un mundo donde supuestamente hay tantos recursos, que exhiba estas cifras, es un mundo de vergüenza, y es mundo de injusticia y un mundo donde no se conoce el valor de la vida, señaló.

No se reconoce ni se vive conforme a valores espirituales, un mundo despiadado ese. Ojalá que Dios nos permita ser humildes y aprender para transformar esta terrible, vergonzosas, realidades, condenables desde todo punto de vista, enfatizó.

Vamos adelante

Hermanos y hermanas así estamos, en esta Nicaragua cristiana y solidaria de paz y bien vamos adelante. Caminamos porque estamos acostumbrados a caminar siempre, a enfrentar las dificultades con valentía siempre, a inspirarnos con los mensajes que son prácticas de vida que nos dejan los grandes y extraordinarios espíritus que han transitado por el mundo entero, empezando por Cristo Jesús para nosotros los cristianos, indicó.

Amar al prójimo como a nosotros mismos. Amar a Dios y al prójimo como a nosotros mismos, aconsejó.

Protagonizar sobre dificultades

Esa es la enseñanza. Aquellos que se niegan a entender que la dificultad existe y que quieren protagonizar sobre las dificultades, protagonizar sobre las circunstancias más duras, porque desgraciadamente, el afán protagónico es una de las principales dolencias o enfermedades de la humanidad, reflexionó.

Aquellos que quieren protagonizar a toda costa, pasando encima de los mandatos cristianos, diciéndose cristianos, todos ellos no tienen un lugar meritorio en la historia, advirtió.

Aliviar el sufrimiento humano

La historia está hecha, sobretodo lo hemos aprendido, lo sabemos, de humildad y tesón, de ser capaces de manera permanente, tercos, tercos para avanzar y ser capaces de sentir y condolernos y hacer algo, siempre hacer lo más que podamos para aliviar sufrimiento. Para aliviar el sufrimiento humano, dijo.

Estamos en este plano de vida caminando, aprendiendo, y todo el tiempo reconociendo que la vida está hecha de misterios, que nos toca todos los días tratar de descubrir. Por ejemplo, ese misterio que no queremos aceptar de nuestra similitud como seres humanos.  Dios es eterno, nuestros espíritus son eternos, pero tenemos tránsitos por planos de vida terrenales o espirituales y reconocer que hoy es hoy, mañana, mañana puede ser otro mundo y otra vida, para cada uno de nosotros, indicó.

Hacer camino al andar

Todo depende de nuestra humildad y nuestra conciencia para reconocer que no somos dueños ni de nosotros mismos. ¿De qué somos dueños? De nuestras emociones, de nuestras capacidades, de nuestro talento y de nuestra firme determinación de caminar haciendo camino al andar.

Aquí estamos trabajando duro en todos estos temas. Trabajando para servir a nuestro pueblo, compartiendo alegrías, tristezas, desafíos, retos, en todo momento porque en esta Nicaragua cristiana y solidaria, todos protagonizamos, protagonizamos para el bien, protagonizamos para encontrarnos unos y otros en este plano de vida, que no es extraterrestre, refirió.

Es en este mundo donde nos corresponde promover, aceptar y producir los cambios que se necesitan para que todos seamos mejores, que no tengamos estas fotografías terribles, vergonzosas, de la injusticia. De verdad, tenemos que trabajar mucho, de verdad tenemos que encontrar en nuestra historia, en la vida de los seres humanos extraordinarios, la inspiración para ser valientes, a levantarnos y ser valientes, pedirle a Dios nos dé la fuerza espiritual cada vez mayor que necesitamos para transitar, para trabajar y cuando decimos protagonizar, decimos que no pueden haber excluidos ni descartados como dice el Santo Padre, recordó las palabras del Sumo Pontífice.

Los seres humanos, todos tenemos capacidad, talento, dignidad y derechos en este mundo, no sé en el espacio extraterrestre si se reconocen esos derechos, creo que no, acotó.

Cambiar el mundo

Por eso decimos, vivamos en este mundo, cambiemos este mundo porque un mundo mejor, no solo es posible, sino imprescindible, señaló.

Vamos adelante, compañeros, compañeras, nuestro comandante Daniel saluda a todas las familias en el compromiso de continuar avanzando con arrojo, con valor, con valentía, siendo como somos las y los nicaragüenses hechos de vigor y de gloria, hechos para la humanidad. Somos humanistas, somos nicaragüenses por gracia de Dios y somos guerreros del amor, de la paz, del bien común, concluyó.