El compañero Carlos Fonseca Terán destacó este lunes en la revista En vivo del Canal 4 de televisión, el carácter revolucionario de la lucha del general Sandino y su vigencia actual en las tareas que desarrolla el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Es bueno señalar que Sandino, previendo precisamente la necesidad de la continuidad de la lucha revolucionaria que él inició, de forma organizada en nuestro país, nos dejó un legado escrito abundante que nos permite en la actualidad demostrar el carácter revolucionario de su lucha, explicó el hijo del comandante Carlos Fonseca Amador, quien rescató el pensamiento del Héroe de las Segovias.

Porque Sandino no solo fue el patriota, defensor de la soberanía nacional, nacionalista, sino que también fue el revolucionario y sobre todo, por encima de todo el revolucionario, el antiimperialista y el internacionalista, y por eso es que trasciende precisamente su figura porque responde a la necesidad histórica de que en Nicaragua hubiera una fuerza política, un proyecto de nación que defendiera los intereses de las clases populares, porque hasta entonces, solo eran liberales y conservadores. Y que surgiera de la realidad, de la propia lucha del pueblo nicaragüense, añadió.

Los escritos de Sandino

Esto nosotros lo vemos plasmado en un escrito de Sandino, donde él dice: ‘Revolución es sinónimo de purificación’. Ahí tenés al revolucionario. Estamos con los mejores propósitos de que nuestra lucha contra el imperialismo yanqui en Nicaragua tome el carácter de lucha antiimperialista, en una firme acción revolucionaria de masas a escala continental y mundial. Ahí tenés al antiimperialista, señaló.

“’Mi unidad campea en un amplio horizonte internacionalista. Ahí tenés al internacionalista. Y el revolucionario también está en el hecho de que Sandino tiene un programa de transformación revolucionaria de la sociedad nicaragüense, donde plante la necesidad de la socialización de la propiedad a través del impulso del cooperativismo, que es lo que hace el Frente Sandinista cuando logra llegar al poder, cuando derrota a la dictadura somocista impuesta por el imperialismo y cuya principal, su primera misión, fue asesinar a Sandino precisamente, continuó, citando los escritos del general.

Liberación nacional y emancipación social

Carlos Fonseca Terán resaltó que Sandino en ese programa de transformación revolucionaria de la sociedad nicaragüense fusiona la lucha de liberación nacional por la lucha de emancipación social.

Eso quedó plasmado en una de sus frases, diría yo, en la más importante en mi opinión, que es en la que él dice: ‘Mi estado defenderá el decoro nacional’, ahí está la defensa de la soberanía nacional; y ‘hará redención a los oprimidos’, donde está la emancipación social, la lucha por la transformación revolucionaria de la sociedad, dijo.

Añadió que precisamente, por eso Sandino inicia su lucha con el lanzamiento en armas de los trabajadores del mineral de San Albino, al frente de los cuales él se pone y logra controlar la mina durante una cantidad de tiempo, confiscan el oro a la compañía minera y ahí empieza la lucha, ahí empieza el sandinismo.

Sandino hace reforma agraria en los territorios que controla, confisca a los terratenientes y reparte la tierra entre los campesinos que la trabajan, subrayó.

Sandino plantea claramente en sus escritos que su lucha contra el capitalismo y se identifica con la caracterización revolucionaria científica del imperialismo como fase superior del capitalismo, lo deja plasmado en sus escritos también, añadió.

Se refiere en uno de sus escritos, que quiero citar, a la doble explotación que sufre la clase trabajadora, cuando dice: ‘la clase trabajadora en toda América Latina sufre de una doble explotación, principalmente la del imperialismo yanqui y la de las burguesías nativas’, o sea los capitalistas nacionales, explotadores, enfatizó.

También Sandino proclama el carácter irreconciliable de las contradicciones entre explotados y explotadores y plantea que es el fundamento de la lucha revolucionaria, resaltó Carlos Fonseca Terán.

Por otra parte, también, dice que (la liberación de las clases explotadas) es la única garantía del triunfo de nuestra causa. Sandino también se opone radicalmente a las paralelas históricas, a liberales y conservadores, dijo.

Sandino dice: ‘Moncada nos traicionó en Tipitapa, ahí quedó sepultado mi liberalismo’ y luego dice, ‘vamos a eliminar los partidos liberal y conservador’, eso es textual de los escritos de Sandino, citó los escritos.

No se queda ahí, plantea la necesidad de la organización política para la toma del poder. Cuando plantea: ‘Nuestro Ejército se prepara para tomar las riendas de nuestro poder nacional’, enfatizó.

El objetivo fundamental de mi segundo viaje a esta capital fue el de corresponder a las aspiraciones de muchas agrupaciones deseosas de organizarse en un nuevo partido, señaló Sandino.

Carlos Fonseca Terán destacó que ahí está el contenido revolucionario del pensamiento de Sandino y añadió que Sandino también se muestra como un estratega político cuando comprende la necesidad, tras la expulsión de las tropas norteamericanas de pasar a otro forma de lucha, a la lucha pacífica, sin descartar el regreso a la lucha armada, lo cual consta en una correspondencia entre él y el general Francisco Estrada, expresó.