La vicepresidenta de Nicaragua, compañera Rosario Murillo se refirió este 14 de mayo al programa revolucionario de educación superior que impactará positivamente en la sociedad nicaragüense: la Universidad en el Campo.

Este viernes la compañera Rosario brindará más información sobre este proyecto que inicia a desarrollarse en el departamento de Jinotega. También en Chinandega, en San Juan del Río Coco, Madriz, en El Jícaro, en Susucayán, en Nueva Segovia y en Somotillo.

Hay una cantidad de carreras, agronegocios, enfermería, medicina, lengua, literatura, pequeños negocios, todo esto con el programa revolucionario absolutamente. ¿Cuándo se había llevado aquí en Nicaragua una universidad y sede de un programa universitario a la más remotas comarcas y comunidades de Nicaragua?, se preguntó

El que quiera ver que vea, el que quiera oír que oiga, esta es una revolución que camina con los principios y las prácticas cristianas y solidarias que hemos aprendido a lo largo de nuestras vidas, que hemos interiorizado a lo largo de nuestras vidas, y que defiende el derecho de todos y todas a estar incluido en los programas de educación”, subrayó.

Aquí no se cobra nada, es un programa de educación que solo beneficia a los estudiantes que solo beneficia a los estudiantes de todas estas comunidades de El Cuá, Yalí, Wiwilí, Plan de Grama y San José de Cusmapa, agregó.

La compañera Rosario se comprometió a este viernes presentar todos los datos y luego realizar entrevistas a las autoridades universitarias sobre este programa “que solo una revolución puede realizar, educación superior para todos para los hijos de los campesinos, para todos sin exclusión y sin los enormes cobros que sabemos que se han hecho desde las entidades privadas, con este programa vamos adelante cumpliendo el mandato de no exclusión, el mandato cristiano de derechos esenciales, derechos humanos para todos".

Salud para todos sin ningún costo

La compañera Rosario Murillo también informó que ya son más 350 mil hogares y familias visitadas para recopilar la información que servirá para la actualización del mapa nacional de salud “para los padecimientos en cada hogar y familia para poderlos atender cada vez mejor, con los planes y programas, como el programa Todos con Voz, con los planes especiales para las enfermedades crónicas, con las casas que tenemos en cada municipio para atender a las personas con padecimientos especiales, con todos nuestro ejemplar modelo de salud, familiar y comunitario a toda prueba”.

Reiteró que se trata de un modelo de salud que está con la familia, que vive con la familia en toda circunstancia, y destacó la labor de los compañeros y compañeras del tendido de salud, de las redes comunitarias de salud.

Vamos adelante, seguimos dando ejemplo de valentía, no nos escondemos, dando la cara para estar junto al pueblo en toda circunstancia y toda necesidad y no se paga nada, porque la salud es un derecho humano, no se paga, no se cobra nada, no hay condición o prerrequisito, ¡Aquí poneme 500 dólares, no pesos, dólares y te voy a atender!, Eso no existe en el modelo de salud familiar y comunitario, aquí somos cristianos y solidarios”, enfatizó.

"Aquí somos guerreros, militantes del amor, y ahí estamos con cada familia, en cada hogar orando, pidiéndole al Señor, que esto termine pronto en le mundo y que esas pandemias de odio, esas pandemias morales, esa pandemia del hambre, de las guerras, de las discordias dejen de asolar y azotar a la humanidad", reflexionó.