La sociedad nicaragüense tiene un gran desafío: que Nicaragua sea algún día libre de violencia hacia la mujer. ¿Y cómo lo vamos a lograr? Promoviendo una cultura de diálogo que, a través de la conversación, a través de una cultura de paz y la convivencia pacífica, logremos el consenso ante una desavenencia.

En este sentido la Comisionada Mayor Vilma Rosa González, quien estuvo en la Revista en Vivo con Alberto Mora, habló sobre las Comisarías de la Mujer, un tema de mucha sensibilidad, por la protección de los derechos de las mujeres, el derecho a la vida, el derecho a vivir con seguridad, el derecho a trabajo, el derecho a preservar la vida.

Recordó que el tema de comisaría tiene origen en una política pública del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, para atención a las mujeres en todos los ámbitos: en fortalecer la capacidad de las mujeres, empoderar a las mujeres en el liderazgo, en la creatividad, y destacar su aporte a la economía.

Las Comisarías de la Mujer en Nicaragua iniciaron en 1993 con un proyecto piloto en el distrito V de la Policía. En 1997 se abre la segunda comisaría en el distrito X, de Ciudad Sandino “este proyecto piloto vimos que era positivo, las mujeres no tenían un espacio para asistir a las autoridades, estaban muy reprimidas y no tenían hábito de denunciar la agresión, ni a los agresores. La policía veía que había violencia contra las mujeres pero que éstas no denunciaban”, explicó la jefa policial.

Agregó que luego de la apertura de estas dos comisarías, las mujeres se fueron acercando, iban perdiendo el temor de ir a interponer una denuncia contra sus agresores y en la medida que iban viendo, como institución policial dónde se estaban dando los mayores focos o las mayores intendencias de violencia hacia las mujeres, se fueron creando comisarías en las sedes departamentales.

En el 2007 la policía de Nicaragua ya tenía en todas las cabeceras departamentales del país, oficinas de comisaría de la mujer, y en el 2014 se crearon oficinas de comisaría en los 153 municipios del país.

Estas comisarías han venido trabajando, funcionando, pero nuestro gobierno con el afán de extender, de masificar esta información, de restituir ese derecho de las mujeres a vivir en paz, el año pasado reformuló una gran campaña nacional, Mujeres por la Vida, Mujeres Paz y Vida, donde están todas las instituciones involucradas en este tema: El Ministerio de la familia, el Ministerio de la Mujer, el Ministerio de Salud, la Juventud y la Procuraduría para los Derechos Humanos.

“Todas estas instituciones tienen que trabajar de manera articulada porque es obligación del estado la prevención de la violencia, pero también que los agresores sean castigados”, señaló la la Comisionada Mayor Vilma Rosa González.

Añadió que se inició un proceso de relanzamiento de las Comisarías de la Mujer, la primera fue en el distrito V, donde nació el proyecto, el 6 de febrero. Y hasta esta fecha hay 10 comisarías a las que se les ha hecho relanzamiento en 9 distritos de Managua, el jueves pasado en León, este jueves en Boaco y así sucesivamente todos los jueves se abre una en los departamentos.

Aclaró que los relanzamientos son para activar las campañas, “para recordarles a los hombres y a las mujeres que aquí estamos, ese relanzamiento ha implicado fortalecer el equipo de trabajo, de investigación, mejorar los lugares, equipos técnicos. Ha sido un proceso de reforzar con otras compañeras el trabajo de investigación en las comisarías, ha activado todo un engranaje interno, no solo el remozamiento de las unidades”.

¿Cuáles son las estadísticas de violencia hacia la mujer en Nicaragua?

Entre otra información, la comisionada explicó que en el 55% de los casos de violencia contra la mujer viene del cónyuge, sea su esposo, sea unión de hecho, amigo con derecho, el actual o el anterior.

El 35 por ciento se da entre el ámbito familiar y solo el 10 por ciento se da entre desconocidos, lo que indica que son los patrones de conducta que se han venido heredando y que se refleja desde la familia.

“No nacemos siendo violento, nos hacemos violento en la familia, con el ejemplo de nuestros padres, el ejemplo de los vecinos. Luego te volvés un generador de violencia. Por eso es que la campaña va desde la comunidad, por eso todos los ministerios trabajan desde la comunidad desde la prevención”, subrayó.

Dijo que a la policía en Nicaragua le corresponde la recepción de la denuncia y la investigación de los casos.

Es importante señalar que a partir del relanzamiento de las comisarías de la mujer ha habido un incremento de casi el 20 por ciento de denuncias en relación al primer trimestre del año pasado.

Hasta el momento han recibido 5 mil 39 denuncias en este periodo, 1 mil 497 delitos que representan el 30 por ciento y el 70 por ciento, son faltas.

De los 1 mil 497, el 6 por ciento son de los delitos de mayor peligrosidad como femicidios, parricidios, que atentan de manera directa contra la vida, además de las lesiones graves físicas y las lesiones graves psicológicas.

El 50 por ciento de las denuncias fueron registradas en zonas rurales y el otro 50 por ciento en zonas urbanas.

De enero a marzo, la Policía Nacional registra 4 femicidios menos en relación al 2019.