Tomando las respectivas medidas de precaución y aprovechando el último día antes de retomar sus jornadas laborales y escolares, las familias de Managua se refrescaron este domingo en los centros turísticos de Xiloá y Xilonem.

La laguna de Xiloá, con una afluencia moderada, fue el sitio perfecto para que aquellos que aún no tenían el privilegio de conocer esta maravilla natural de la capital.

Félix Pedro García, que junto a su familia, llegaron desde Ticuantepe a bajar la temperatura propia del verano dijo que: “Las aguas cálidas permiten que uno se distraiga. Está bien cuidada la laguna y la realidad de las cosas que los niños aprovechan a bañarse, ya que pronto entran a clase y la realidad de las cosas es que también hay que recrearlos a ellos”.

familias-xiloa-xilonem

A su vez doña Alejandra Balmaceda, de Ciudad Sandino, comentó que considera que siendo vigilantes y atentos a las recomendaciones de higiene para evitar contagios ante la pandemia de Coronavirus, es posible tener un rato de esparcimiento sano.

Cuando somos temerosos de Dios nos encomendamos a Él y yo creo que él es sanador de todo mal. Porque los nicaragüenses somos muy típicos de creer en Él y espero que esta epidemia pronto termine”, mencionó.

Al extremo de Managua, el centro turístico Xilonem también fue elegido por muchos que en familia y amigos aprovecharon la oportunidad de darse una escapada de casa.

familias-xiloa-xilonem

Uno tiene la oportunidad de venir a estos lugares y se ve que es sano, higiénico, y uno toma las precauciones necesarias para poder pasarla bien. Gracias a Dios aquí no estamos tan afectados y tenemos la oportunidad de pasear y venir a lugares como este”, mencionó Enmanuel Bolaños, que llegó junto a familiares.

Además de poder disfrutar de un rato agradable, las visitas a estos centros permiten a familias trabajadoras que ofrecen servicios en estos puntos, garantizar también el alimento en la mesa de sus hogares.

familias-xiloa-xilonem