El pasado domingo se produjo una serie de tornados en el estado de Misisipi y otros del sur de Estados Unidos, informaron las autoridades locales.

La agencia de manejo de emergencias del estado de Misisipi, una de las zonas más afectadas, reportan que el número de muertos aumentó a 11 en las primeras horas del lunes.

Los tornados causaron una serie de daños y provocaron que el Servicio Meteorológico Nacional (NWS) emitiera una emergencia de tornados, su nivel más alto de alerta frente a estos fenómenos.

Asimismo las tormentas han provocado inundaciones y dejado sin electricidad a cerca de un millón de pobladores.

Además Chattanooga, Tennessee y varios condados cercanos de Georgia parecieron ser particularmente afectados.

Unos 36.000 hogares y negocios fueron afectados por apagones en Luisiana, mientras que más de 23.000 personas en Alabama y al menos 20.000 en Misisipi se quedaron sin luz.

Las imágenes publicadas en las redes sociales muestran árboles cayendo sobre casas y bloqueando carreteras, y ventanas rotas en algunas viviendas.

Se cancelaron vuelos en el Aeropuerto Regional de Monroe, en donde algunos de los edificios sufrieron afectaciones en las fachadas y había escombros sobre las pistas.