El fin de semana llegó de buena manera a la Plaza 22 de Agosto, lugar donde todos los sábados podrá deleitar su paladar con los deliciosos manjares que provienen de nuestros mares y ríos.

Si desea un delicioso pescado frito, una suculenta sopa de mariscos o un coctelazo de ceviche o camarones, en esta zona de la capital podrá encontrarlo a excelentes precios, además también podrá comprar hortalizas, legumbres, vegetales y frutas directamente a los productores que llegan a la capital desde Villa El Carmen, La Concepción o Ticuantepe.

Todo esto se vive en la Feria Gastronómica del Mar, que se mantiene con mucha alegría y presentaciones culturales, un espacio que promueven en conjunto el Ministerio de Economía Familiar y el Instituto Nicaragüense de la Pesca y Acuicultura (Inpesca).

"Estoy sorprendida por las exquisiteces que venden aquí. Yo soy jubilada y me parece perfecto que existan estos espacios donde personas emprendedoras vienen a comercializar sus productos y otros venden sabrosas comidas", dijo doña Carmen González del barrio Altagracia.

feria

Uno de los emprendedores que ha encontrado en la Feria del Mar un lugar para mejorar su vida ha sido Fabio López, del comedor Guadalupe, quien señaló que gracias al apoyo que el gobierno sandinista brinda, su negocio ha prosperado y cada fin de semana su clientela aumenta.

El pescado frito y la sopa marinera que sirven en Comedor Guadalupe es realmente exquisita y la muestra más palpable es que antes del mediodía ya no hay.

Cada vez que Fabio hace sopa, prepara ingredientes para 30 porciones y esta "vuela rápido", mientras el pescado también logra excelente clientela.

Mario Zuniga que llegó con su esposa Kenia Martínez es asiduo visitante de este Feria Gastronómica del Mar y afirma que cada sábado llega a degustar un plato diferente, en esta ocasión se comió un suculento pescado frito.

"Es una gran oportunidad no solo para la gente que vende sus productos, sino para las familias que andamos buscando cómo disfrutar comida de mariscos sin ir al mar o a un restaurante caro aquí mismo en la capital", refiere Zuniga.

"Creo que más bien se deberían hacer más seguidas estas ferias. Mi esposo andaba con ganas de un pescado frito y aquí lo encontramos a un precio de verdad justo", dijo por su parte doña Kenia.