La compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de la República, recordó que este sábado las familias nicaragüenses caminamos en todo el país, Mujeres valientes, mujeres victoriosas!, En paz y vida!.

Caminamos, nos reconoce el Estado nicaragüense como mujeres formidables y estamos trabajando duro, asumiendo los desafíos pendientes, conscientes de las luchas pendientes y apropiándonos de los caminos de solución para tantos problemas que todavía hay en el mundo”, subrayó.

En este sentido, dijo que cuando uno monitoreando la televisión internacional, ve problemas todavía mayores en países del llamado primer mundo.

“Aquí tenemos la bendición de constituir familias, construir hogares, familias y hogares de paz y bien, aquí tenemos la bendición de promover y defender la vida desde el vientre de las madres y de reconocer a la familia como el centro de nuestras vidas, las familias que son incondicionales casi siempre para ayudarnos en los momentos de desafío, complejo, de dificultad, apoyarnos en los duelos, en las tristezas, estar juntos y celebrar en alegría y pedirle a Dios también con alegría y esperanza todos los días que nos bendiga y que nos siga protegiendo”, reiteró.

"¡Mujeres valientes, mujeres victoriosas, mujeres orgullosas que en paz y vida caminamos en nuestra Nicaragua libre!", exclamó.