Nicaragua 4 de marzo de 2020, el reloj marcó las 8:21 pm, el volcán Masaya deslumbraba como de costumbre con su imponente lago de lava, mientras Nik Wallenda iniciaba sus primeros pasos sobre la cuerda que atravesaba el cráter.

Tras 31 minutos con 23 segundos de suspenso que duró el espectáculo, Nik Wallenda lo hizo de nuevo y batió el récord mundial mientras todo su equipo de producción y miles de espectadores en Nicaragua y el mundo seguían el desarrollo del evento.

A lo largo del trayecto mientras daba cada paso Nik Wallenda estuvo en permanente comunicación, a través de un micrófono inalámbrico, con su equipo de producción, a quienes les describía cada sensación experimentada; las cámaras hacían lo suyo, proyectar en todo su esplendor y al más alto nivel la majestuosa belleza natural que tiene Nicaragua y que cada vez se convierte en uno de los mayores atractivos turísticos del país.

Un burbujeante lago de lava, simplemente espectacular hacía ver diminuto al acróbata estadounidense que ha desafiado inimaginables lugares.

Cantaba "Aleluya"

Mientras Wallenda avanzaba cantaba la canción “Aleluya” y compartía algunas reflexiones personales, que le han permitido desafiarse asimismo y automotivarse para vencer sus más grandes temores.

“Aquí vamos superando el miedo y enfocándonos”, expresó.

“A veces te dicen que no eres lo suficientemente inteligente o lo suficiente bueno pero hacer lo que estas haciendo” dijo al tiempo que afirmó “Nuestra mente es un campo de batalla, esta es la clave de mi éxito, salir de lo negativo, y pensar en lo positivo”.

“Puede parecer una locura pero para mí ha sido un sueño, todo es posible, uno puede hacer realidad los sueños”, dijo.

A pocos metros para culminar, Nik Wallenda agradeció a todo su equipo que trabajó sin descanso principalmente en la instalación del cable sobre el que caminó.

Tras finalizar el trayecto Nik Wallenda compartió sus impresiones y dijo que fue una experiencia tremenda.

“Yo estaba preparado pero los vientos eran impredecibles, yo sacaba un paso adelante y como que me sacaba el pie para atrás pero eso es lo que hago en mi casa, en mi patio, entreno y entreno con la máquina de viento y uno se acostumbra, debo decir que la ráfagas allá (en el centro del cráter) son mucho mayor que en el gran cañón y los gases porque hubo un momento desde aquí que apenas veía”, expresó Wallenda.

“Uno nunca sabe si de repente algo va mal con la máscara un hoyo o algo así, mis gafas estaban completamente selladas pero si me estaba quemando completamente los ojos"

“¡Fue tremendo! la expectativa y solo ver la lava, solo una cosa tremenda, te eriza, te fascina” concluyó.

De esta manera Nik Wallenda hizo historia, al realizar la caminata sobre la cuerda más larga de su trayectoria, en un cable extendido en el cráter del Volcán Masaya en Nicaragua, un volcán activo que es parte del anillo de fuego del Pacífico donde se puede vivir una de las mejores experiencias con el lago de lava.