Como una gran pérdida para el arte nicaragüense, así es descrito el fallecimiento de la artista plástica María Gallo, quien pasó a otro plano de vida dejando consigo un legado para quienes compartieron espacios de aprendizaje con ella, así como para las nuevas generaciones de artistas nicaragüenses.

El artista y pintor Róger Pérez de la Rocha expresó su cercanía con Gallo, a quien destaca como una gran impulsora de la mujer en las artes plásticas.

Nos deja un legado muy grande, una mujer luchadora, con un gran espíritu de superación, ejemplar, incursionó en las letras, poesía, cuento y novela, además en sus pinturas siempre plasmó a la mujer nicaragüense, sus cualidades y esos aspectos que las caracterizan. Siempre mostró una conciencia de clase y plasmó a la mujer humilde y trabajadora”, refirió.

María Gallo, fue para sus amigos una mujer disciplinada, con un carácter luchador que le permitió destacarse en el arte y la cultura, cuyas obras hoy son parte de la herencia que le deja a los nicaragüenses.

Hemos perdido a una gran intelectual, nos deja una gran obra pictórica y su incursión en la literatura y su ejemplo debe motivar a los jóvenes a seguir sus pasos, con entrega y dedicación. Para ella, las artes fueron un reto pues se enfrentó a un sistema dominado por los varones, sin embargo, lo logró y alcanzó sus sueños”, dijo Claudia Asvhi.

María es la maestra de la gráfica nicaragüense, fue una mujer con muchos deseos de educar, aprendiendo de ella la disciplina, con su talento alcanzó la creación de obras únicas, fue una destacada revolucionaria que siempre defendió su militancia sandinista”, subrayó Eddy Luz Tellería.