La Junta Directiva de la Asamblea Nacional y diputados de la Bancada Sandinista rindieron honores a los héroes y mártires de la gesta de Los Sabogales que hace 42 años cruzaron el umbral de la inmortalidad en la lucha contra la dictadura de Anastasio Somoza.

Los directivos encabezados por el presidente de la Asamblea Nacional doctor Gustavo Porras recordaron la lucha de los héroes caídos en combate el 18, 26 y 27 de febrero de 1978.

El depósito de ofrenda florales se realizó en los Cementerio Suroriental y Cementerio Central de Masaya, donde descansan los restos de los jóvenes que entregaron su vida por una Nicaragua donde todos tuvieran acceso a la educación, a la salud, al deporte y a todos los programas sociales y económicos que restituyen derechos.

"Bosco Monge y su papá son parte de ese gran ejemplo de todos los héroes y mártires de Monimbó a los cuales hoy rendimos homenaje en este 25 de febrero para mañana 26. Los diputados y el pueblo en general se comprometen con nuestros héroes y mártires a continuar la construcción de esta patria nueva en paz y que vamos a ir hacia ese sol de la libertad que Sandino visualizó. Los enemigos de la paz no pudieron ni podrán", dijo el doctor Porras.

Durante esta ceremonia estuvo presente Vilma Monge, que manifestó que cada sueño y lucha de su hermano Bosco se ve reflejada en cada uno de los programas que impulsa el FSLN en el Gobierno Central y alcaldías.

"La mejor forma de honrar a nuestros héroes es ser cada día más leales a nuestro partido, a nuestra conciencia revolucionaria por la que ellos lucharon y sembraron esa semillita que floreció con esta Revolución", dijo Monge.

El 26 de febrero caen en combate los compañeros comandante Camilo Ortega Saavedra, Moisés Rito Cruz y Arnoldo Quant, los que se encontraba en una casa de seguridad ubicada en Los Sabogales.

Ese mismo día en distintos puntos de la comunidad de Monimbó y de Masaya, producto de la cruenta represión de la Guardia Nacional, murieron en combate los jóvenes guerrilleros Domingo Ruiz Cajina, Miguel Vásquez Díaz, Domingo García Vásquez, Manuel de Jesús Ruiz González, Jorge Chávez, Pedro Joaquín Pérez, Francisco López, Aurelio Dávila, Juan Ramón Jarquín Rivera y Julio Madriz.

En tanto, el pueblo de Masaya siguió resistiendo el 27 de febrero y caen abatidos por la genocida guardia los combatientes Bosco Monge, Rubén Paladino, Roberto Maltés Martínez, Roberto Ortiz Téllez, Julio Ortega, Anastasio Flores, Carlos Balmaceda, Agustín Andino, Roberto Hernández Flores y Lorenzo López Díaz.

Días antes el 18 de febrero cayeron en combate los hermanos Juan Ramón Fonseca López y Juan Manuel Fonseca López.