La obra “Noche de Apante” del joven pintor Engels Urbina Martínez fue la gran ganadora del certamen "Nicaragua Orgullosa de su Cultura y Tradiciones 2019" que realizó el Banco Central de Nicaragua, como parte de la promoción del arte que realiza la entidad encargada de la política monetaria del país.

El segundo lugar correspondió Juan David Hernández por "La Fritanga" y al estiliano Frank Kevin Laguna Guevara por la pintura "Infancia".

“Para promover las artes el Banco Central lleva a cabo certámenes de literatura y de pintura; edición de libros, exposición de artes plásticas y de artesanías. Este certamen de pintura Nicaragua Orgullosa de su Cultura y Tradición 2019 se convocó con el propósito de promocionar y dar a conocer la pintura contemporánea de nuestro país y el tema del concurso ofrecía a los artistas un gran número de opciones para plasmar en sus obras celebraciones, paisajes, personajes, arquitectura, sitios emblemáticos, entre otros”, explicó el presidente del Banco Central Ovidio Reyes.

BCN

El jurado calificador otorgó el primer lugar a “Noche de Apante” por la originalidad de abordar el tema “folclórico y místico con vestigio de la corriente tenebrista europea, acercándola de esta manera a la cultura nacional”.

“La Fritanga” ganó el segundo lugar porque se caracterizó por “un amplio dominio del dibujo y del color y su oportuna aproximación a la corriente hiperrealista, al plasmar y exaltar estéticamente una costumbre nicaragüense común y extendida parte entrañable de nuestra cotidianidad”.

“Infancia” se mereció el tercer lugar por su originalidad, excelente dominio técnico y la particular vigencia del tema en la cultura contemporánea.

BCN

En este certamen participaron jóvenes pintores de diversas regiones del país, algunos ellos promovidos por el Movimiento Cultural Leonel Rugama.

“Doy gracias a Dios por haber ganado este concurso importante en Nicaragua. Mi obra representa la fiesta de los Agüizotes de Masaya, logre investigar y aporte mis propias ideas para crear algo original”, dijo Engels que utilizó la técnica de acrílico sobre lienzo.

“Mi inspiró a demostrar lo que el nica es, el humilde, el trabajador que siempre va a los lugares a consumir este tipo de alimentos. La comida de fritanga es una tradición, todos van a la fritanga y eso quería plasmarlo en una pintura. Ese tipo de certamen es una motivación para seguir adelante y seguir desarrollándome como artista”, expresó Juan David.

Expertos coinciden que en las artes plásticas nicaragüenses está surgiendo una nueva generación de pintores que combinan lo autóctono con lo universal, lo tradicional y lo contemporáneo.