A pocas horas que Nicaragua celebre el Día del Amor y la Amistad, el Gobierno del Presidente Comandante Daniel Ortega Saavedra y de la vicepresidenta Rosario Murillo entregó obsequios a las madres de los héroes y mártires de la Revolución Sandinista, como muestra del amor, del cariño y respeto que se merecen todas esas mujeres luchadoras que constituyen una base fundamental del modelo cristiano, socialista y solidario que promueve el FSLN.

En Managua se visitó los hogares de estas humildes mujeres, pero inmensas tayacanas que siguen firmes abrazando y respaldando las conquistas de la Revolución que son parte del legado que dejaron sus hijos e hijas en esta Nicaragua bendita y siempre libre.

El vicealcalde de la capital Enrique Armas junto a muchachos y muchachas de la Promotoría Solidaria de la Juventud Sandinista, entregaron los obsequios y regalos a las madres, quienes abrieron sus brazos y corazón para agradecer al presidente Daniel Ortega y a la vicepresidenta Rosario Murillo por estar pendientes de ellas en todo momento.

Siempre el Comandante Daniel y la compañera Rosario están pendiente de todas las madres, de todas las compañeras y nos encomendaron traerles este presente con motivo del 14 de febrero”, dijo Enrique, mientras doña Luisa Elena Vanegas madre del héroe y mártir René Cisneros, se declaraba “alegre y feliz me siento, y orgullosa porque me vienen a visitar y se acuerda de mí el Comandante Daniel”.

El Comandante Daniel siempre se acuerda de nosotros, siempre vive pendiente, eso tiene el hombre y seguimos firmes como siempre con él”, agregó doña Luisa.

Doña Candelaria Mejía Blandón igual recibió a las autoridades municipales muy contenta y agradeció mucho el gesto solidario de las máximas autoridades de Nicaragua, que “en todo tiempo gracias a Dios se acuerdan de nosotras las madres nicaragüenses”.

Agradezco a Dios primeramente, a nuestro gobierno y a ustedes. Agradezco mucho al gobierno porque ha estado con nosotras siempre. Estoy muy agradecida realmente porque él ha estado ahí siempre en las buenas y en las malas, Dios lo va a ayudar siempre a él y a su esposa y familia”, dijo doña Miriam, que no pudo contener las lágrimas por la emoción que sentía al recibir el obsequio enviado por el comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo.

Enrique Armas junto con la Juventud Sandinista visitó a las madres en los barrios Jorge Dimitrov, René Cisneros, Jonathan González, barrio La Habana, entre otros de todos los distritos de la capital. Esta misma acción de amor se realiza en los distintos municipios del país.