La madrugada de este jueves falleció en el hospital Lenin Fonseca la niña Alessandra Adelay Obando Soto, de un año de edad.

La menor había sufrido quemaduras de tercer grado en el 98 por ciento del cuerpo, provocadas por el incendio de su vivienda, ubicada en el barrio Julio Buitrago, en Managua.

Alessandra y su hermano Jordan Soto, que falleció el miércoles, "tenían lesiones en las quemaduras de las vías aéreas lo cual agravaba lógicamente su cuadro, este tipo de lesiones son prácticamente incompatibles con la vida, pero una vez que nosotros los recibimos actuamos como red de salud con toda la diligencia que nos mandatan actuar para la atención de la población", señalaron las autoridades médicas.

"Prácticamente a los pocos minutos teníamos aquí un cirujano plástico, un pediatra, un cirujano pediatra de La Mascota y los otros dos médicos del hospital Fernando Vélez Paiz, en conjunto con otros médicos, dando una asistencia posible, toda la asistencia que teníamos a nuestro alcance. Ellos se lograron meter a quirófano, se les realizó su lavado quirúrgico. El niño Jordan falleció a eso de las 6 de la tarde (del miércoles) en el quirófano. La niña Alessandra, por su estado, se quedó ingresada con nosotros garantizándole los cuidados intensivos que requería. La niña se garantizó desde que quedó aquí, siempre tuvo dos, tres médicos, nuestro médico intensivista, un nutricionista del hospital La Mascota y un médico del Vélez Paiz y dos enfermeras. Estuvo el mejor equipo que se le podía garantizar, pero también falleció a eso de las 3 de la mañana", informaron las autoridades.

Agregó que se ha brindado apoyo emocional a los familiares por el impacto psicológico de la tragedia.

"Como red de salud, desde el Ministerio de Salud se va a continuar apoyando a la familia en estos aspectos, en apoyo emocional, también tuvieron el apoyo de la alcaldía en todo lo que refiere a los gastos funerarios porque es lo que conlleva este tipo de tragedias", agregó.