La Asamblea Nacional aprobó el decreto referido a la suscripción de 191 acciones adicionales del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF).

Con el incremento de las acciones se abren mayores posibilidades de gestión de recursos para dar continuidad a la lucha contra la pobreza.

El diputado, José Figueroa, expresó que Nicaragua al adquirir las acciones, está demostrando la responsabilidad del país en la participación del capital financiero de las entidades bancarias, además mejora las posibilidades del país para ser sujeto a créditos internacionales para el impulso de programas de desarrollo humano, infraestructura vial, proyectos de salud, educación, entre otros.

Por su parte, el diputado Wálmaro Gutiérrez, enfatizó que el gobierno de Nicaragua una vez más está demostrando su voluntad política de preservar su participación en uno de los organismos más importantes con los que ha venido combatiendo la pobreza, con quienes ha canalizado desde 1980 hasta 2018 alrededor de 1 mil 200 millones de dólares, destinados a programas y proyectos impulsados en su mayoría por el Gobierno sandinista.

Si el organismo internacional decreta un incremento de participación accionaria, lo menos que podemos hacer es acompañar el incremento de capital para seguir teniendo la posibilidad de acceder a más puertas de financiamiento y así combatir la pobreza”, subrayó.