Con una inversión que supera los 500 mil córdobas donados por el Gobierno de China-Taiwán, fue ampliada y remozada la Casa Materna Blanca Aráuz en el municipio San Rafael del Norte en Jinotega.

El Viceministro de Salud, doctor Enrique Beteta, dijo que "estamos entregándoles a los protagonistas esta Casa Materna, con un mejoramiento estimado en 518 mil córdobas. Aquí realmente las condiciones anteriores no eran las más adecuadas y hoy gracias a la solidaridad del pueblo de Taiwán, a la gestión del embajador, hemos venido recibiendo el apoyo para las casas maternas".

Por su parte el embajador de China-Taiwán, Jaime Wu, afirmó que con esta inauguración están celebrando la víspera del año nuevo, del calendario lunar.

"Muy contento de ver que las mujeres albergadas acá tienen atención médica, comodidad de la casa materna, tienen equipamiento, hasta su máquina de coser la ropita de su bebé. Estamos acompañando este esfuerzo para mejorar las casas maternas, hemos apoyado en la ampliación de la cocina, mejoramiento de sanitario y las 10 camas, y entrega de equipos que hicimos la semana pasada", explicó el diplomático taiwanés.

CASA MATERNA1

El Programa de Casas Maternas ha sido elogiado a nivel internacional por ser una prioridad del Gobierno sandinista en cuidar la vida de la madre y el hijo.

"La Casa Materna, según mi experiencia, que he estado en muchos países, y solamente en Nicaragua hay tantas casas maternas, y yo creo que eso solo lo hace el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional para garantizar la vida, y no solamente es atención médica,  sino que hay cursos de capacitación,  las mujeres pueden intercambiar experiencias, por eso yo siempre digo, es un invento muy ingenioso, para nosotros es un gusto acompañar esos esfuerzos", explicó el Embajador de Taiwán.

CASA MATERNA1

CASA MATERNA1

CASA MATERNA1

CASA MATERNA1

CASA MATERNA1

CASA MATERNA1