Cientos de feligreses salieron de sus casas para venerar la sagrada imagen del santo San Sebastián y recorrer las principales calles de Diriamba en Carazo.

Antes de la procesión se realizó una misa en la basílica menor que lleva su mismo nombre y luego partió la imagen. En el trayecto las familias salían de sus hogares para unirse al desfile.

Durante el recorrido las imágenes estuvieron acompañados por los bailes más representativos de Diriamba, tales como el Toro Huaco y El Güegüense. De igual manera, al son de la música los devotos disfrutaron una vez más de esta bonita procesión.

Diriamba