La Nicaragua que baila, la que canta, la que declama poesía y la que vibra llena de energía en paz, es la que se vio en el Teatro Nacional Rubén Darío que vivió una tarde y noche esplendorosa con la gala "Antología de la Música y Danza Nicaragüense, Aquí nos Ilumina un Sol que no Declina" en honor al 50 aniversario de nuestro máximo templo cultural.

Más de 450 artistas entre bailarines, músicos y coristas desbordaron su talento en dos jornadas diferentes este domingo; una exclusiva para nuestros adultos mayores y para familiares de los artistas y otra para el público en general.

En ambas presentaciones hubo lleno total y mucha satisfacción porque cada aplauso del público se escuchó potente para agradecer a los artistas que se lucieron en cada una de sus interpretaciones musicales y coreográficas.

TEARO1

El director del Teatro Nacional Rubén Darío, compañero Ramón Rodríguez manifestó que este 50 aniversario del coloso de las artes, significa mucho para seguir fortaleciendo cada una de las áreas culturales que tiene Nicaragua en homenaje al Príncipe de Las Letras Castellanas.

"Hoy celebramos 50 años de nuestro teatro y queremos agradecer su presencia, también queremos agradecer a todos los que han hecho posible esta gala cultural, a cada uno de los artistas, de los músicos, de los niños, a los padres de familia. Este edificio se construyó para inmortalizar más la obra y la vida de Rubén Darío, resaltó Rodríguez.

Instó a los nicaragüenses a sentirse orgullosos de nuestras raíces culturales, de nuestros artistas y de nuestra identidad, a como lo fue el Padre del Modernismo que en cada uno de los más de 25 países que visitó siempre se mostró digno y orgulloso de sus orígenes.

TEARO1

“Queremos agradecer al doctor Roberto López, al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, a los padres de familias que tienen a sus hijos acá, tanto de la orquesta, como las agrupaciones de ballet, queremos agradecerles su apoyo por estar aquí”, dijo Rodríguez durante la gala vespertina en la que asistieron adultos mayores.

Resaltó que el programa de atención del adulto mayor en el tema de las artes es único en América Latina y el Caribe, porque al Buen Gobierno del Presidente Daniel Ortega Saavedra y de la vicepresidenta Compañera Rosario Murillo le interesa el bienestar de todos.

Un tributo a Rubén Darío y a nuestra nicaraguanidad

Una hora y media sublime llena de arte se vivió en cada una de las jornadas en la que se hilvanó toda una antología de la danza y de la música nicaragüense, iniciando con “El Güegüense” y cerró el telón con “Nicaragua mía” de Tino López Guerra.

En ese recorrido artístico se interpretaron bailes de la época colonial, danzas caribeñas, nuestro folclor, poemas musicalizados de Rubén Darío, los reconocidos valses de José de la Cruz Mena y el caballito chontaleño del maestro Camilo Zapata.

También se apreció y escuchó “El solar de Monimbó”, “Palomita Guasiruca” y  “La Mora Limpia”. Este esfuerzo artístico fue acompañado con la música de la Orquesta Juvenil Rubén Darío, el coro infantil de El Sauce y el Coro Nacional, además de bailarines del Ballet Macehualt, Quezalhualt, Ballet Hayde Palacios y Nicarahualt.

 La gala inicia con la proyección de un video que relata detalles de la construcción del teatro hace 50 años y las inversiones que ha hecho el Gobierno Sandinista en los últimos 10 años para rehabilitar y modernizar algunas de las áreas del coloso, como el sistema de luces, audio y energía eléctrica.

TEARO1

“Ha sido un evento extraordinario, maravilloso. Hemos podido disfrutar de poemas musicalizados de nuestro gran Rubén Darío, y en los bailes y música folclórica se ha hecho un recorrido por todo el país, hemos tenido el caballito chontaleño, el tributo a Managua, el corrido a León y la Marcha Triunfal de Darío, voy impresionada y emocionada por todo lo que vivimos con este espectáculo”, dijo la señora María Auxiliadora Pérez.

“Este espectáculo es lo mejor que pudimos haber recibido este día, todo estuvo excelente, la música, el canto y el baile y muy importante que se realice este homenaje a la máxima gloria que tenemos en las artes”, señaló Bernardo Guido que llegó en compañía de su familia.

“Ha sido excelente y el que no vino se lo perdió. Espero que el gobierno siga dando nuevas presentaciones de este tipo, porque estos espectáculos nos alientan y conocemos nuestra cultura, el talento de la juventud”, manifestó Benito Mendoza.

Cada uno de los asistentes salió del teatro muy entusiasmado porque vivió una esplendorosa gala de lo mejor de nuestra antología de la danza y música nicaragüense en homenaje al Teatro Nacional Rubén Darío que se viste de azul.

Durante las próximas semanas se continuarán desarrollando actividades en honor a Darío, como el Festival Internacional de las Artes programado entre el 9 al 16 de febrero en Granada y con subsedes en Estelí, Matagalpa y León.

Esta antología se estará presentando durante la inauguración del festival. Rodríguez ratificó que la jornada del 50 aniversario concluirá hasta el 18 de enero del 2021 periodo en el que se organizarán distintas actividades culturales.