El escritor e historiador Francisco Bautista Lara dictó la conferencia Leonel Rugama con los pies en la tierra, viendo al cielo en homenaje al 50 aniversario del tránsito a la inmortalidad del poeta revolucionario asesinado por la dictadura somocista un 15 de enero de 1970.

A la conferencia que se realizó en la Biblioteca Fidel Coloma, asistieron escritores nicaragüenses, combatientes históricos del Frente Sandinista de Liberación Nacional, jóvenes cadetes de la Academia de Policía Walter Mendoza y miembros de la Academia de Cultura e Historia.

Seamos Santos como Leonel, seamos comprometidos como Leonel, expresó Bautista Lara en diversas ocasiones, al resaltar la figura del poeta revolucionario al que describió como un ser humano comprometido con las causas sociales y sobre todo, con los pies bien puestos sobre la tierra, pero con una enorme visión de futuro.

Durante más de una hora el historiador nicaragüense brindó una semblanza de la vida, obra poética y legado revolucionario del intelectual esteliano que se integró a la lucha contra la dictadura somocista siendo un estudiante de secundaria.

Leonel Rugama fue un joven de 19, 20 años que escribe, pero que identifica una realidad concreta en su entorno histórico y asume una posición intelectual de joven comprometido revolucionario frente a su realidad sin desconocerla, pero tiene la posibilidad de ver más allá de su presente y ve un futuro comprometido de largo plazo por tanto ve el cielo y aspira al cielo, dijo Bautista Lara.

Se refirió al vasto criterio literario de Rugama y destaca su obra Como los Santos en la que refiere que no es una casualidad que lo haya plasmado tan acertadamente.

Seamos Santos como Leonel Rugama

Desde mi opinión Leonel Rugama es uno de los Santos entendiendo Santo como la persona ejemplar que merece ser imitada por sus características; un hombre sencillo, humilde, su padre carpintero, su mamá maestra empírica, un estudiante destacado en la secundaria y al inicio de la universidad que le gustaba el ajedrez y las matemáticas, era brillante en las matemáticas y logra construir una poesía realmente innovadora en la literatura nicaragüense, subraya.

Leonel fue un hombre comprometido desde su realidad concreta histórica, con una visión de largo plazo de que el mundo puede ser mejor y puede influir para transformar el mundo desde la literatura, desde la poesía y desde su vida y realmente con el final que tuvo, un final trágico, valiente y trágico, con ese final marca el inicio de una visión comprometida con un futuro mejor y en este 50 aniversario de su tránsito a la inmortalidad seamos Santos como Leonel Rugama con los pies en la tierra, viendo al cielo, añadió Bautista.

El poeta Pedro Siezar calificó la conferencia como muy exacta y descriptiva que hace al revolucionario reflexionar porque se puede aprender mucho del poeta Leonel Rugama, así como sabemos del general Augusto C. Sandino y otros héroes nicaragüenses.

De Leonel podemos aprender la humildad y el compromiso que tuvo con Nicaragua. Leonel es uno de los más grandes revolucionarios que ha dado Nicaragua, de él aprendamos su patriotismo, de entrega total, esos fueron los valores que nos heredó, expresó Carlos Vallecillo.