Un sismo de magnitud 5.7 con epicentro a 21 kilómetros del municipio de Indios, se registró la mañana de este 6 de enero en Puerto Rico.

El movimiento telúrico tuvo una profundidad de 12,9 kilómetros.

El movimiento telúrico ha provocado cortes de luz en distintas localidades puertorriqueñas, informó AP.

"Este es uno de los terremotos más fuertes hasta la fecha desde que comenzaron los temblores el 28 de diciembre. Ha durado mucho tiempo", comentó Ángel Vázquez, director de gestión de emergencias de la ciudad costera de Ponce.

Unas horas después se ha registrado un nuevo sismo de magnitud 5,1, cuyo epicentro se localizó a 9 kilómetros al sur de Tallaboa, situado en el municipio de Peñuelas.