Fieles a su cita a principio de año, las Cuadrántidas, una de las lluvias de estrellas más espectaculares, alcanzará su máximo de actividad la noche del tres al cuatro de enero, en especial durante la madrugada.

Las Cuadrántidas muestran su pico de actividad durante la primera semana del año y el máximo se espera a las 08.20 horas GMT del día cuatro, cuando la constelación del Boyero esté alta en el cielo y ya no se vea la Luna, según los especialistas.
 

La actividad final de meteoros se espera -en media- uno cada cuatro minutos, algunos de ellos brillantes si se observan desde un lugar oscuro y con horizontes despejados.

Cada año, la lluvia de estrellas Cuadrántidas ilumina el cielo a principios del mes de enero. El período de actividad más importante es del primer día del año hasta el 5 de enero. Hay que tener en cuenta que solo será visible desde el hemisferio norte.

Este 2020 las Cuadrántidas tendrán su punto máximo el 3 y 4 de enero. Esta lluvia de estrellas se caracteriza por tener un pico de actividad muy breve. Por lo que, solo se pueden observar durante unas pocas horas, a diferencia de lo que ocurre en otras lluvias de estrellas, como las Perseidas, que duran varios días.

Para ver las Cuadrántidas ubica la Osa Mayor, en la constelación del Boyero porque, este es el punto del cielo desde donde parecerán surgir los meteoros. Para una mejor observación, se recomienda ir a algún sitio lejos de las luces de la ciudad, con horizontes despejados.

En este 2020 la Luna estará en su etapa creciente, por lo que, su brillo no interferirá tanto para poder observarlas.

Las Cuadrántidas obtuvieron su nombre de la constelación Quadrans Muralis, que dejó de ser reconocida por la comunidad astronómica en la década de 1920. La mayoría de sus estrellas ahora forman parte de la constelación del Boyero.

La comunidad astronómica aún debate el origen de las Cuadrántidas, algunos investigadores piensan que probablemente son los remanentes del asteroide 2003 EH1 y que es posible que sea un fragmento de algún antiguo cometa extinto.

Por otro lado, otros creen que tienen su origen en el cometa C/1490 Y1, un antiguo cometa que se observó por primera vez en Japón, China y Corea hace más de 500 años.

La lluvia de estrellas Cuadrántidas no es tan conocida como otras lluvias de meteoritos como las Gemínidas u Oriónidas, porque los meteoros son más débiles y más fáciles de perder de vista.