En el corazón del pueblo indigena de Monimbó se ubica una de las mas valiosas manifestaciones culturales y artisticas del pueblo chorotega de la zona: Los petroglifos del Cailagua.

Los petroglifos del Cailagua son grabados antiguos labrados en piedra que relatan la forma de vida de los primeros pobladores de esta zona.

En las paredes del cauce natural del Cailagua, un antiguo riachuelo que termina en un precipicio en la Laguna de Masaya, se pueden apreciar aproximadamente unas 200 expresiones talladas a lo largo y ancho de la pared en las que sobresalen claramente cuerpos zoomorfos, círculos, espirales, fauna y flora de esa época, que los aborigenes realizaron antes de la conquista española.

Otro dibujo que sobresale es la representación de serpientes gigantes dejando de entrever la existencia o leyenda del monstruo gigante de la laguna de Masaya.

Si es amante de la naturaleza y desea conocer más sobre la historia de los primeros pobladores de Monimbó, realizar senderismo en este sitio turístico es una muy buena opción, el acceso está en muy buen estado ya que se creó un recorrido de más de ochocientos metros en el cual se incluyen dos puentes colgantes, hacia los petroglifos.

La entrada al sitio no tiene ningún costo y puede realizar el recorrido con acompañamiento de guías locales del Centro Comunitario La Vida.

Entre la vegetación, el canto sonoro de las aves y enormes piedras que forman parte del paisaje de este lugar donde se puede apreciar la belleza panorámica que componen la laguna de Masaya y el Parque Nacional Volcán Masaya, usted podrá vivir una de sus mejores experiencias.