El plan especial de Fin de Año de la Policía Nacional logró la disminución de 15% de los delitos ocurridos durante el 31 de diciembre 2019 y 1ro de enero 2020, respecto al mismo periodo del año 2018.

En este periodo fueron recibidas 171 denuncias: 69 personas fueron detenidas por delitos; 151 fueron detenidas por faltas penales, 5 de ellas estaban circuladas por delitos de peligrosidad y 12 personas por provocar accidentes de tránsito.

12 armas fueron decomisadas, 8 de ellas de fuego y 117 armas blancas.

El comisionado general Fernando Borge, segundo jefe de la delegación policial Managua, refirió que la institución cumplió con su principal objetivo, que las familias nicaragüenses y las personas de otras nacionalidades que visitaron el país celebraran en un ambiente de paz, tranquilidad y unidad, todas las actividades y fiestas de Fin de Año y Año Nuevo.

Al respecto, señaló que en este periodo fueron distribuidos 14 mil miembros de la Policía Nacional en todo el territorio nacional, con todos los recursos con los que cuenta la institución y en todos los medios de transporte como motos, camioneta e incluso a caballo en el campo.

Al mismo tiempo, señaló que se establecieron diferentes puntos de control, garantizando de esta manera que centenares de miles se movilizaran durante este periodo, en distintas actividades en barrios, mercados, paradas de buses, parques canchas, destinos turísticos y centros comerciales.

La confianza expresada por nuestro pueblo en nuestros centros de emergencia policial a través del número 118, con 11 mil 25 llamadas, de las cuales 6 mil 26 son en el departamento de Managua y 4 mil 999 en los departamentos del país, a los cuales con la inmediatez requerida acudimos”, precisó.

Como parte del trabajo interinstitucional se realizaron 1 mil 534 inspecciones a sitios relacionados con almacenamiento, manipulación, traslado, comercialización de pólvora, de los cuales 1 mil 514 fueron a las ventas de pólvora autorizada y 20 talleres de producción nacional.

Entre los principales logros para estos dos días, señaló que no ocurrieron muertes homicidas ni accidentes de tránsito en los destinos turísticos, altamente concurridos en este periodo.

Borge informó que la Policía Nacional continuará ejecutando planes especiales, como la vigilancia y el patrullaje en barrios, comunidades, residenciales, carreteras y se está preparando un plan especial denominado “retorno”, para garantizar el ingreso de las familias que se encuentran aún disfrutando de sus vacaciones en los distintos destinos turísticos del país.