¡Buenos días queridos amigos y amigas! Bienvenido año 2020. Estamos listos para dar la batalla por la fe, la armonía, la paz y el bienestar de nuestro pueblo. Nuestra patria querida todo se lo debe a Cristo Rey. El Señor tiene el poder para, como hizo al pueblo de Israel caminar por entre las aguas del Mar Rojo, abriendo un camino en medio del mar para el pueblo; así, al pueblo de Nicaragua le abrirá senderos luminosos para pasar en el mar de problemas que se puedan presentar en el año 2020. Al final del camino cantaremos el himno de Victoria Glorificando el nombre de Dios.

Antes que nazca el día, los pájaros del monte

nos dan sus melodías, los güises y senzontes,

el picotear sonoro de un carpintero se oye,

que en la punta de un árbol su casa construye,

donde va a vivir, y un gorrioncillo salta de una rama a otra,

muy cerca de allí.

 

Como estos pajarillos hoy te canto, Señor,

pidiéndote nos unas en fuerza y amor,

te alabo por mil veces porque fuiste rebelde,

luchando noche y día contra la injusticia de la humanidad.