La Dirección de Patrimonio Histórico de la Alcaldía de Managua rindió homenaje este lunes 23 de diciembre a los más de 20 mil muertos que provocó el terremoto que devastó la capital nicaragüense.

El homenaje se llevó a cabo en la fosa común del Cementerio Occidental de Managua (ubicado de la rotonda de los personajes ilustres una cuadra abajo y tres al sur) donde reposan unas dos mil personas que perdieron la vida durante el fenómeno natural.

Durante el acto varios capitalinos de edad avanzada recordaron esa fatídica madrugada que en cosa de segundos millares de viviendas y edificios de la época se vinieron al suelo debido a un sismo de 6.2 en la escala de Richter que destruyó la capital a las 00:35 a.m. hora local del sábado 23 de diciembre de 1972.

Clemente Guido, director de Patrimonio Histórico Cultural de la comuna de Managua confirmó que el próximo año la Alcaldía va a construir un mausoleo en la fosa Común, donde fueron sepultados una parte de los nicaragüenses que perdieron la vida en el terremoto de 1972.

 “Creo que nuestros difuntos son honrados en la medida que no dejamos que Managua siga siendo los escombros de la ciudad devastada hace 47 años, sino que Managua es la bella y luminosa, de esa Managua que ahora disfrutamos todas las noches”, añadió.

Precisó que por eso la Dirección de Patrimonio Histórico llegó con la banda musical de la comuna donde se interpretaron una cantidad de temas musicales que ese año de 1972 estaban de moda en la capital.

Con todos los avances logrados durante la segunda etapa de la revolución, “hemos logrado construir una Managua atractiva, se ha rescatado esa Managua recreativa con lugares de esparcimientos, deportes, artísticos y esto nos da un perfil diferente”.

Somocismo se aprovechó de la desgracia

Guido también llamó la atención que después de esa catástrofe para los Managua en 1972 el somocismo hizo dinero a partir de la tragedia humana “pero Dios castiga, porque al dictador Anastasio Somoza Debayle que hizo dinero a costa de la tragedia le costó su caída siete años después del terremoto”.

La ambición desmedida de Somoza quedó al descubierto después de la tragedia”, añadió Guido quien a reglón seguido precisó que el Estado de Sitio que decretó el dictador fue para que la Guardia Nacional (el aparato represor de la dictadura) cerrara los sitios de la capital para proceder a saquear toda clases de bienes”,

Después de ese saqueo muchos altos oficiales, entre coroneles, capitanes aparecieron con una gran cantidad de negocios, así mismo cercó la capital con alambres de púas para apoderarse de las tierras.

Las actitudes deshonestas que hizo el somocismo fue lo que provocó su caída”, puntualizó el funcionario municipal.