Nicaragua celebró en grande a la Virgen de Guadalupe y su día, hoy 12 de diciembre, fue saludado con gran cantidad de pólvora en la madrugada de este jueves en 62 municipios del país, resaltó la compañera vicepresidenta Rosario Murillo

Hoy es día de la Virgen y en todo nuestro continente, y más allá se celebra en grande, dijo en su mensaje de mediodía.

Reiteró que hoy es Día de Santa María de Guadalupe, Nuestra Madre, otra advocación de la Virgen María, la Madre de Cristo Jesús.

En este caso Virgen Morena, morenita como nosotros, mestiza, la Morenita del Tepeyac, se le apareció a un humilde indígena, hermano de los pueblos originarios de México, representando a los pueblos originarios de todo nuestro Continente, dijo.

Y nuestra Madre María le apareció a Juan Diego, trabajador humilde, indígena. No le apareció a ningún encumbrado, no le apareció a ningún ser de alcurnia, le apareció a un indito como decía la gente antes y tan orgulloso que nos sentimos de ser indios, añadió.

La compañera Rosario recordó que Sandino decía, ese es mi orgullo, ser indio, ser artesano, surgido de las razas propias de este Continente Nuestroamericano.

En 62 municipios celebramos esa hermosa tradición del mestizaje, porque eso es, nos celebramos con María Santísima, madre de todos, ‘¿Acaso no estoy yo aquí que soy tu madre?’, dice Santa María de Guadalupe cuando nos afligimos, cuando nos enfermamos, destacó la compañera vicepresidenta de la República.

¿De qué te afliges? ¿Acaso no estoy yo aquí que soy tu madre?, reiteró, al citar lo que dijo la Virgen a Juan Diego, durante su aparición.

Día para celebrar a la Madre de Dios en esta advocación de Santa María de Guadalupe. Ya quisiéramos ir allá, estar allá nuevamente, a los pies de Santa María de Guadalupe, algún día será, Dios Mediante, señaló la compañera Rosario Murillo.

Pero la tenemos por todas partes, 62 municipios celebran a la Virgen de Guadalupe, en nuestra Nicaragua, y los hogares y las familias que somos devotas por todas partes tenemos a nuestra madre que sabemos que nos protege, que nos ampara y que nos envuelve en su manto, recalcó.