El Ministerio de Salud (Minsa) llevó este lunes atenciones médicas a los habitantes del barrio Jonathan González del distrito I de Managua, como parte de la restitución de derechos que mantiene vigente el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional.

Las atenciones médicas en diversas especialidades como medicina general, pediatría, odontología, exámenes clínicos de Papanicolaou y ultrasonidos fueron apoyadas por una unidad móvil del Minsa.

Según los médicos que atendieron gratuitamente a la población, las patologías con más incidencia son las respiratorias en niños, personas de la tercera edad y diabéticos.

A todos los pacientes atendidos se les extendió sus respectivos medicamentos. Si en el stock que llevó la brigada médica no había un medicamento, el paciente lo puede ir a retirar a la farmacia del centro de salud más cercano a ese barrio capitalino.

La doctora Arlen Castellón del centro de salud “Roberto Herrera”, dijo que una segunda enfermedad común en la población es diarrea, especialmente en niños y también muchos pacientes con problemas odontológicos.

Indicó que en las jornadas de salud en los barrios se atienden a todas las personas que lleguen a solicitar consulta y las ferias de salud concluyen a las tres de la tarde, pero si hay pacientes esperando se les atiende.

José Santos Vega Corea, de la tercera edad, que se desplaza en silla de ruedas dijo que recibió una atención con calidad y calidez. El paciente fue atendido por padecer problemas de dolor e inflamación de los pies e insomnio.

Doña Glenda Sánchez Vega, quien llegó acompañando a un familiar que fue atendido por los médicos, dijo que estos servicios de salud que mantiene en los barrios el Gobierno sandinista “es algo bueno porque hay casos de gente que no puede moverse hacia los centros de salud y hospitales porque son discapacitados”.

Por eso el gobierno hace estas ferias de salud donde pueden asistir las personas que son discapacitadas”, dijo la ciudadana, quien precisó que cuando un paciente no encuentra algún medicamento en el stock que llevan los médicos este lo pueden retirar en el centro de salud.

Miriam Vílchez, paciente de la tercera edad, dijo que cada vez que llega al barrio Jonathan González “siempre vengo porque me atienden y es más rápido que ir a un centro de salud”.