Niños, niñas, madres y padres de familia portadores del Virus de Inmunodeficiencia Humana, VIH, participaron en un día de recreación en el parque Luis Alfonso Velásquez Flores, promovido por el Ministerio de Salud de Nicaragua.

Durante la actividad los niños y niñas quebraron piñatas, jugaron en el brincabrinca y degustaron dulces, comidas y bebidas.

Todos los primeros de diciembre desde 1988 a la fecha se celebra el Día de lucha contra el VIH, así se llamaba, desde hace unos años para acá se cambió el término para mostrar la respuesta que dan los países al VIH. En el caso de Nicaragua renovamos el compromiso todos los primeros de diciembre con la población que es afectada por el VIH, explicó el viceministro de salud, doctor Enrique Beteta.

En esta actividad reunimos a los niños que tienen VIH, que son positivos y los afectados son los primos, hermanos o familiares que están en su entorno. Apoyan estas actividades el Ministerio de Gobernación, la Fundación Nicaragua con Amor de la Universidad de Ingeniería y la procuraduría”, detalló.

No discriminación y no estigmatización

El viceministro de salud resaltó que sigue siendo un desafío la no discriminación y la no estigmatización de las personas con VIH.

La sociedad, todos y todas, deben poner de su parte para proteger, defender los derechos de las personas con este virus, para asegurar que no sean discriminados ni estigmatizados.

Ixia Zamora, punto focal de Redsida, señaló que más de 200 niños y niñas juntos a sus familiares en la actualidad gozan de derechos que incluyen la atención y medicamentos gratuitos.

Una de las personas que llegó con su hijo a celebrar esta reivindicación de derechos dijo: “Aprovechando que estamos en el día internacional del VIH este tipo de encuentros es importante porque muchos niños no saben cómo superar esta enfermedad. Tenemos las madres que salir adelante junto a nuestros hijos. Yo tengo un año de haber sido diagnosticada, igual mi hijo y desde entonces él está con su tratamiento que es gratuito”.