El talón de Aquiles que Nicaragua le encontró a la expansión del VIH Sida son las pruebas sanguíneas, principalmente a las mujeres embarazadas, para así evitar la proliferación de esa pandemia.

En estos términos graficó la situación el viceministro del Ministerio de Salud (Minsa), doctor Enrique Beteta, al inaugurar en Managua el IV Congreso Internacional de Lucha contra el VIH Sida.

El funcionario demostró con estadistas cómo el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional a través del Minsa le viene entregando gratuitamente medicamentos retrovirales a las personas con dicha enfermedad.

Dijo que antes del 1 de diciembre de cada año, Día Mundial de lucha contra el SIDA, “nosotros llevamos a cabo estos congresos, primero, para socializar los avances que hemos tenido en las repuestas al VIH, pero también para reconsiderar algunas cosas que tenemos que ajustar”.

Enfatizó que en el tema del VIH una de las cosas que hay que destacar es la atención a las mujeres embarazadas donde “hemos logrado una cobertura impresionante y a casi el 90 por ciento de ellas se les ha asegurado de forma rápida su primera y segunda prueba”.

Nosotros en el futuro queremos vernos libres del VIH de la madre al bebé y creo que eso lo podemos hacer, el año pasado hubo el caso de tres bebés que nacieron infectados y este año solamente llevamos uno”, dijo el viceministro.

Comunidad de la diversidad

El otro tema –dijo Beteta - es el trabajo con las comunidades de la diversidad y “en el caso de nosotros los trabajadores de la salud tenemos que trabajar mucho en el caso de los estigmas y discriminación que hay hacia esos grupos, inclusive los compañeros de los medios de comunicación tienen que ayudarnos a sensibilizar a la población para no estigmatizar los hermanos de la diversidad”.

Además, hay que asegurar que “esos hermanos puedan llegar a nuestras unidades y sean atendidos porque hay un estudio de Onusida que dice que el 40 por ciento de las infecciones son precisamente en estos grupos en gay, HSH ( hombres que tienen sexo con otros hombres) y en transexuales”.

Precisó que esos grupos tienen un 22 por ciento de probabilidades de salir afectados (con El VIH Sida), “pero una cosa que tengo que destacar es que Nicaragua está garantizando el tratamiento y exámenes complementarios gratuitos a adultos, niños y jóvenes que salen positivos con el VIH y que necesitan ese tratamiento”.

Esto (los tratamientos y retrovirales) lo está garantizando el gobierno del comandante Daniel Ortega y la compañera vicepresidenta Rosario Murillo y lo vamos a seguir garantizando junto con los exámenes complementarios”, indicó.

Nicaragua ha recibido evaluaciones de la OPS y sobre el combate que hacen las autoridades de salud por prevenir la infección de esa enfermedad desde hace dos años. “Este año solamente llevamos un caso de VIH”, dijo.

En el caso de que nosotros logremos contener el avance de la epidemia, que garantizamos con la captación de mujeres embarazadas (este año se captaron 99 embarazadas), esto nos da fortaleza en el sentido de que podemos llegar a alcanzar la certificación y acompañar a Cuba en ese galardón”, añadió Beteta.

Indicó que Nicaragua está en el proceso de contener la epidemia, es decir, “hace dos años tuvimos un mil 113 casos, el año pasado tuvimos un mil 100 y tenemos menos caso que los demás países de la región”.

Estamos haciendo suficientes pruebas pero necesitamos también puntualizar esas pruebas hacia las poblaciones que tienen mayor riesgo”, añadió el viceministro.

En lo que va del año hasta septiembre pasado 440 mil nicaragüenses se han hecho la prueba del VIH en lo que va del año. El año pasado se practicaron 307 mil pruebas en todo el año.

Sobre casos nuevos de personas infectadas en lo que va del año se llevan 890 casos y “el año pasado a esta misma fecha llevábamos 870 y son 20 casos más pero con mayor cantidad de pruebas”.

Visión de la OPS/OMS

Elizabeth Rodríguez de la OPS/OMS para la subregión trabajando con el tema del VIH, ITS y hepatitis virales dijo que este congreso que realiza Nicaragua es como una entrega de los resultados que presenta el país anualmente en todo lo que comprende el abordaje y atención del VIH.

Es “como mostrarle a los profesionales de la salud los logros obtenidos y cuál es la perspectiva futura y uno de los éxitos más grandes es la terapia que tiene Nicaragua”.

Precisó la representante que ambos organismos internacionales que ella representa le viene ayudando a Nicaragua en la terapia antirretroviral y atención integral y es un trabajo que lleva muchos años bajo asistencia técnica.

Indicó que una cosa bien importante que Nicaragua está reflejando es el tema del manejo de la mujer embarazada con el VIH, porque “tienen un control muy bueno”.

La cantidad de embarazadas encontradas con el VIH son tratadas oportunamente y “por lo tanto los niños están saliendo (naciendo) liberados del VIH y eso significa toda la ardua labor que hacen los trabajadores de la salud”.

Considera la funcionaria que así como va a Nicaragua, pronto estará obteniendo la certificación de eliminación de la transmisión (del VIH) por la vía materno-infantil, galardón que en Latinoamérica solo lo tiene Cuba.