A tres años del tránsito a la inmortalidad del comandante Fidel Castro Ruz, líder de la revolución cubana, la Asamblea Nacional de Nicaragua resaltó su legado, aún vigente en los pueblos de América.

Durante la ceremonia se hizo una semblanza de la vida del hombre entregado por completo al pueblo cubano y latinoamericano, en defensa de las causas justas y a favor de las clases más desposeídas.

El diputado Edwin Castro recordó que el comandante Fidel ocupa un lugar en la historia.

Deja el legado de la resistencia activa y de todos los intentos del imperialismo por derrocar y asfixiar a Cuba y evitar o hacer retroceder a todos los gobiernos progresistas de Nuestra América, en las luchas de los pueblos por su liberación y bienestar, allí está hoy presente Fidel con sus acciones y sus reflexiones”, comentó.

Juan Carlos Hernández Padrón, embajador de Cuba en Nicaragua, valoró la importancia de conocer cómo Fidel enfrentó las dificultades y los reveses, la capacidad para identificar lo esencial de cada situación y de plantear bien la práctica y la estrategia, actuando con determinación y firmeza.

Los retos que enfrentó el comandante en Jefe fueron siempre mayores, pero su lucha, su fe y optimismo en la victoria se multiplicaban con el reto, jamás disminuían. El líder cubano hizo trizas conceptos de las relaciones internacionales y de la política como el fatalismo geográfico, el orden mundial existente, el papel de las potencias, los mitos raciales de supremacía blanca y los de género”, afirmó.

Por su parte, el presidente del congreso nicaragüense, Gustavo Porras, comentó que Fidel ha sido un gran referente para la revolución nicaragüense, principalmente por su lucha por alcanzar y preservar la paz.

"Y el comandante Fidel decía que la lucha por la paz es el deber ineludible de todos los seres humanos y con mayor razón de los revolucionarios y nosotros seguiremos luchando por la paz”, afirmó.

fidel-castro-an

fidel-castro-an

fidel-castro-an

fidel-castro-an

fidel-castro-an

fidel-castro-an

fidel-castro-an