La Policía Nacional realizó inspección en los puestos de pólvora ubicados en la zona del Ministerio del Trabajo.

En esta inspección se revisa la vigencia de los permisos de operación, el estado de almacenamiento de la pólvora, las conexiones eléctricas, la presencia de extintores de fuego y los baldes con agua, todo eso con el objetivo de garantizar la seguridad de los comerciantes y compradores.

"Nos piden que atendamos bien al cliente y que no exhibamos toda la pólvora, que debe estar alejada del Sol. Nosotros tenemos todo bien porque queremos vender, así que acá estamos desde las seis de la mañana hasta las diez de la noche", Janeth del Socorro Ortega, del tramo Santa Fe.

polvora.

Otra de las vendedoras de pólvora, María Mercedes Huerta, mencionó que estás supervisiones son importantes porque "debemos evitar accidentes y nosotros recibimos capacitación para poder vender tranquilos", enfatizó.

A nivel nacional han sido capacitadas 1 mil 484 personas.

Prohibiciones a comerciantes y compradores

  • No se deben transportar morteros, cargas cerradas y bombas número 10.

  • Se prohíbe mover productos en el transporte colectivo.

  • Se prohíbe la venta de pólvora en misceláneas y pulperías.

  • Se prohíbe la venta y elaboración de artefactos pirotécnicos en lugares no autorizados.

  • Los vehículos deben reunir medidas de seguridad.

  • Ningún ciudadano debe portar armas de fuego o armas blancas en los lugares de venta de pólvora.

  • Los dueños de tramos y trabajadores no pueden vender a menores de edad y personas en estado de ebriedad.

  • Los compradores deben respetar las medidas de seguridad.