La vicepresidenta compañera Rosario Murillo, saludó a los hermanos y hermanas del Consejo Político del ALBA que se encuentran en Nicaragua para abordar la situación del Bolivia, donde se dio un golpe de Estado que interrumpió la vida armoniosa y exitosa en ese país.

Hoy 14 estamos recibiendo con fraternidad y con consecuencias revolucionarias a nuestros hermanos y hermanas del Consejo Político del ALBA, que han llegado en representación de sus pueblos y gobiernos. Estamos aquí para reunirnos en esta Nicaragua de Darío, de Sandino, siempre bendita y siempre libre, reunirnos e intercambiar sobre los trágicos acontecimientos que desde un golpe de Estado en la hermana Bolivia han impuesto ilegalidad, ilegitimidad que han interrumpido la vida armoniosa y exitosa que tenía Bolivia, trayendo incertidumbre, inseguridad, sufrimiento, dolor y por supuesto ira, rebeldía a los pueblos originarios en Bolivia, inseguridad e incertidumbre a toda la ciudadanía”, dijo la vicepresidenta.

Agregó que “hemos recibido a nuestros hermanos de Venezuela, de Cuba, de San Vicente y las Granadinas, Dominica, de Antigua y Barbuda, los países hermanos del Caribe, con la hospitalidad militante del pueblo, el pueblo de Darío y Sandino, de nuestras autoridades, hospitalidad de nuestros hermanos y hermanas de la cancillería en representación de nuestro pueblo, de las familias nicaragüenses. Y estamos seguros de que las conversaciones que sostendremos serán espejo, reflejarán la coherencia y firmeza que caracteriza a los gobiernos, a los pueblos, a los pueblos y a los gobiernos del ALBA del Amanecer que dejó de ser una tentación como decía con tanta razón el comandante Tomás”.

.