El juez que lleva el caso del expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, autorizó su liberación este 8 de noviembre luego que su defensa hiciera la solicitud ante la Justicia Federal de Curitiba, tras la anulación de prisión en segunda instancia dictada por el Supremo Tribunal Federal (STF).

A las 10H00 (hora local), los abogados se reunieron con el exmandatario para discutir sobre el recurso que lo dejaría en libertad mientras se confirma o descarta su condena.

El exmandatario brasileño cumplió 580 días detenido en la sede de la Policía Federal de Curitiba, donde organizaciones sociales hicieron una vigilia en las cercanías para acompañarlo.

La defensa ha retirado que la detención del exmandatario es incompatible con la ley y con la Constitución de Brasil.

Bajo cánticos Lula libre y banderas de diferentes tendencias políticas y movimientos sociales, Lula recibió el caluroso saludo de miles de personas que, desde horas tempranas de este viernes, se concentraron frente a la sede policial en Curitiba en espera de la salida del fundador del Partido de los Trabajadores.