En una sesión extraordinaria los diputados de la Asamblea Nacional eligieron a la compañera Darling Carolina Ríos Munguía y Adolfo José Jarquín León, en el cargo de procuradora y subprocurador para la Defensa de los Derechos Humanos.

Antes de la votación el presidente de la Comisión Especial con carácter constitucional, el diputado Filiberto Rodríguez, leyó el informe que establece que ambos candidatos cumplen los requisitos establecidos para ser nombrados en el cargo de procuradora y subprocurador de Derechos Humanos.

El presidente de la Asamblea Nacional doctor Gustavo Porras, remitió a la comisión especial la propuesta de candidaturas que se encargó de analizarlas y emitir un dictamen favorable que fue aprobado por el plenario.

Las nuevas autoridades de la PDDH fueron juramentadas por la Junta Directiva de la Asamblea Nacional.

La compañera Darling Ríos Munguía es licenciada en sociología con estudios de maestría en gerencia social, políticas y programas sociales con experiencia en materia de derechos de la mujer, mientras que Jarquín León, abogado y notario público con estudios en ética y cursos interdisciplinarios de derechos humanos, fue propuesto ante la muerte repentina de su padre el doctor Adolfo Jarquín Ortel.

En esta misma sesión los diputados también aprobaron la ampliación del periodo de funcionamiento de la Comisión de la Verdad, Justicia y Paz.

La compañera Rosario Murillo en comunicación con las familias nicaragüenses este mediodía saludó a la compañera Darling Carolina Ríos Munguía y Adolfo José Jarquín León, nueva procuradora y subprocurador para la Defensa de los Derechos Humanos.

Ambos jóvenes profesionales de gran integridad, ella es socióloga y él es licenciado en derecho, hijo del querido compañero Adolfo Jarquín, fallecido hace poco. Fueron nombrados y juramentados hoy en la Asamblea Nacional, señaló la compañera Rosario.

Explicó que la compañera Corina Centeno por razones de salud pasa a trabajar en otras tareas que le demanden menos, puesto que tiene que recuperarse de afectaciones serias en sus rodillas y le va a tomar tiempo esa recuperación.

Le deseamos lo mejor en el nombre poderoso de Jesús y la felicitamos por su trabajo al frente de la Procuraduría hasta el día de hoy, con lealtad y amor a Nicaragua nos sirvió a todos desde la Procuraduría de Derechos Humanos. Saludamos a Darling y Adolfo Jarquín en la certeza de que servirán a todas las familias nicaragüenses con honor y amor”, enfatizó la vicepresidenta.