La lucha contra el dengue y otras epidemias como el zika y el chikungunya es permanente en Managua y en ese marco, la jornada de fumigación se extendió al barrio Benedicto Valverde.

La doctora Madeleine Manzanares, del Centro de Salud Francisco Buitrago explicó que la meta es fumigar más de 1 mil 200 viviendas.

Al respecto, valoró que la fumigación es esencial para la destrucción del zancudo adulto, por lo que exhortó a permitir la entrada también de brigadistas y además a los que aplican el BTI, que no es tóxico ni para humanos ni para animales domésticos.

Al mismo tiempo, pidió eliminar criaderos, vaciando y/o botando todo artículo que acumule agua. Además, pidió a la población presentarse al centro de salud tan pronto se sospeche haber contraído dengue u otras de las enfermedades transmitidas por el mosquito.

Señaló al respecto que para esta temporada lluviosa las acciones de prevención se han intensificado.

Del mismo modo, la población del sector valoró estos esfuerzos como positivos, principalmente en esta zona tan cercana al lago, donde la lucha es constante.

"Que así continúe, que el pueblo se lo va a agradecer", dijo don Carlos Chamorro, un habitante del barrio.